Empleo

Conciliación familiar y laboral: Lo que no se suele decir

El tema de la conciliación familiar y laboral parece bastante trillado cara a lo que son opiniones. Todos opinamos pero no tenemos la solución. Personalmente, ni la tengo, ni la veo. Y como no la veo, digo que no existe.

La conciliación familiar y laboral no existe porque las soluciones que hasta ahora se han puesto en práctica o se han pensado no solucionan nada.

La mentalidad empresarial, un obstáculo para la conciliación familiar y laboral

Empezamos por el principio. Nace un niño y la madre tiene 16 semanas de baja maternal. Además por detrás tienes a la OMS y a todos los médicos diciendo que la leche materna es lo mejor. Es lo mejor, pero no a todas las mujeres les resulta posible dar el pecho al bebé teniendo que ir a trabajar. Algunas no tienen posibilidad de jornada reducida porque si no pierden el trabajo. Otras, tanto con jornada completa como reducida, han dejado de fabricar leche debido al estrés. En fin, mil historias.

La cosa es que no solo queremos conciliación, queremos también igualdad, y parece que es demasiado pedir. ¿Cuántos hombres tienen reducción de jornada? ¿Cuántos la solicitan? ¿Cuántos saben que les darían la patada si la pidieran? Y así podemos seguir con millones de interrogantes.

conciliacion-familiar-laboral

¿Son las guarderías públicas una posible solución a la conciliación familiar y laboral?

Para empezar, una medida a favor de la conciliación con la que casi todos estamos de acuerdo es el establecimiento de guarderías públicas. Se necesitan más guarderías públicas.

Por lo que he podido ver hasta ahora, las guarderías públicas tienen ciertas limitaciones con respecto las privadas. Por ejemplo, el horario. Las guarderías privadas tienen un horario más amplio y muchos padres lo necesitan. Si se planifica la apertura de una red extensa de guarderías públicas tendrían que mejorar las opciones de acceso, teniendo todos derecho a ellas, y el horario de apertura.

Continuando con las guarderías. Cuando el niño tiene unos meses todos los padres que trabajan comienzan a llevarle a la guardería. ¿Es la guardería la solución a la conciliación? Pues desgraciadamente no es la solución a nada. Sí lo será para aquel suertudo que nunca tiene a su hijo enfermo. Pero lo normal suele ser más bien que cuando el niño comienza la guardería empieza a ponerse enfermo.

¿Notan que el chaval tiene fiebre? Llamadita al canto. Y a nadie le importa que no puedas salir de tu trabajo. En la mentalidad española esos casos no se comprenden. Tienes más papeletas de que te miren con cara de asco que otra cosa. Se dan casos no tan raros de padres tirando literalmente el dinero porque están pagando la guardería para que no les quiten la plaza mientras tienen al hijo siempre enfermo con los abuelos.

Benditos abuelos. Lo siento, tener que dejar al niño con unas personas que bastante han hecho ya y merecen descanso no es conciliación.

Los horarios y recortes en Educación Infantil y Primaria: Otro atentado contra la conciliación familiar y laboral

Como ya he hablado bastante de la guardería paso al colegio. El sistema educativo actual exige bastante a los padres. Son bien pequeños cuando ya tienes que pasar con ellos un poco de tiempo diario para repasar la lectura. La implicación de los padres aumenta conforme los chicos van avanzando el curso, pero esto ya es algo que se escapa de la intención de este post.

En cuanto al tema de las enfermedades, se funciona igual que en las guarderías. Cuando se ve cualquier anomalía, llamadita a los padres para que recojan al niño. Puede ocurrir que los niños se hagan pis o caca encima, especialmente teniendo en cuenta que algunos empiezan el colegio cuando todavía no han cumplido los tres años. Como el colegio no tenga auxiliar de educación infantil ya te están llamando para que los cambies. Aquí no se vive para imprevistos, al menos hasta que los niños crezcan y se cuiden solos.

En muchos colegios concertados no hay auxiliares de educación infantil. Si se les cambia de ropa es a su discreción. En los colegios públicos ha habido algunos recortes de auxiliares, con lo que algunos colegios se han quedado sin ellas.

Mención aparte es el horario de 9 a 13 del inicio y el final del curso. Aquí los niños que se quedan a comer tienen que salir antes y los padres no los pueden recoger. Además yo recuerdo salir del colegio a las 5 de la tarde. Ahora se tiende a salir antes de esa hora y supongo que para los padres es cada vez más difícil llegar. Estamos en lo de siempre, hay que tirar de abuelos y otros familiares.

La conciliación es solo para los ricos

Y yo me pregunto: ¿Qué pasa con las personas que no tienen familia que les vaya a recoger a los niños al colegio si ellos no pueden? Como seas un adulto que busca trabajo y no tengas quien te cuide a tus hijos, es que según en qué circunstancias no puedes siquiera acudir a una entrevista de trabajo. Si además eres mujer la cosa se complica. No van a querer ni por asomo a una persona que quiera jornada reducida. Entonces a callar y a ir de culo y como se pueda. En este aspecto también lo tienen bastante complicado las familias monoparentales.

En definitiva, la opción segura para que los padres desarrollen su actividad laboral sin interrupciones es poder pagar una persona que se quede con sus hijos y los vaya a buscar ante cualquier imprevisto. Vaya, la opción más cara. Hay personas que cuidan niños y cobran un buen sueldo, hasta con seguridad social, pero son pocas. La gran mayoría de las familias no pueden pagar esto, incluso aunque se pague una cantidad en negro.

Entonces, ¿quién puede disfrutar de la conciliación familiar y laboral?

Pues los de siempre, los ricos, no sé por qué no me extraña. A ver si se cumple algún día la presencia de un Estado de Bienestar para todos, no solo para los ricos.

Lo que necesitan los trabajadores es flexibilidad, horarios razonables y acordes con la jornada escolar. Y también en los colegios deben pensar que los padres necesitan trabajar, que parece que se les olvida.

¿Vives en un país donde la conciliación familiar y laboral es una realidad? ¿Dan facilidades para esto en tu empresa? Anímate a contar tu experiencia y reflexiones en la zona de comentarios.

Anuncios

12 comentarios sobre “Conciliación familiar y laboral: Lo que no se suele decir

    1. Bueno, del Estado de Bienestar se podría hablar mucho. Los que mas se acercaron fueron los países nórdicos. Los demás se han basado siempre en “te corresponde si has cotizado” y eso no es realmente bienestar porque no es universal. Gracias por el enlace, tiene buena pinta 🙂

  1. Es un chiste… como padre me recriminaron haber juntado mi baja de 15 días absurdos con mis 30 días de vacaciones… y luego, por circunstancias de mi mujer tras un preparto, parto y postparto muy complicado tuvo q cederme las 8 semanas para cuidarlos… y en su trabajo (funcionaria) le denegaron la excedencia por cuidado de hijo y casi no le adminten como excedencia las 8 semanas que me cedió.

    Tema a parte, es el caos y la ignorancia en la propia seguridad social encargada de tramitar la cesión de baja que hicieron TODO mal. Teniendo que personarnos 4 veces y hacer transferencias extrañas porque no supieron hacer bien el trámite.

    Me tacharon de desleal… a la empresa…. manda cojones…

  2. Yo este tema lo tengo super claro: si no puedes tener hijos, no los tengas.

    Me explico. Si pasas doce horas fuera de casa y ganas 800 euros, tener un hijo es un acto de irresponsabilidad suprema. Los niños necesitan sobre todo los tres primeros años la presencia casi permanente de su madre. Si tu situación de vida no te permite ser padre o madre, tendrás que dar los pasos necesarios para que cambie “antes” de tener niños y no después que es lo que suele hacer la gente.

    Siento no ser políticamente correcta pero me da igual. Demasiados bebés aparcados en guarderías y demasiadas madres sufriendo en su trabajo por ellos y sin rendir, me han hecho tenerlo claro.

    Será duro, pero es real.

    1. La cosa no es ser o no políticamente correcto, sino que por lo que veo, como en todo los temas, todos lo contamos según lo hemos vivido.
      Personalmente, nunca me he encontrado trabajando con madres que no rinden en su trabajo. Tú sí, bueno, hay de todo. Más bien lo que he visto son jefazos que llegan a su mesa y se pegan un buen rato con internet mirando el periódico, entrando y saliendo en el momento que sea, a veces por ir a buscar a los hijos cuando los últimos monos no pueden. Eso se llama mentalidad empresarial rancia, que abunda mucho en España.
      Esa mentalidad rancia afecta a todo el mundo. Por ejemplo, horarios partidos con dos horas para comer, pues ahí me da igual si se tienen hijos o no. De ese tipo de horario tan poco racional se quejan todos. Y por supuesto los que no tienen hijos exactamente igual, que también quieren hacer actividades además de estar en una oficina.
      Gracias por participar, Mónica 🙂

  3. Hola Carol, la verdad es que la conciliación es difícil con los horarios tan poco racionales, con el afan de las empresas en la permanencia, con la ausencia del teletrabajo y de la flexibilidad horaria pero también hay que valorar que ser padres requiere mucho esfuerzo y muchos sacrificios y que esa situación no se debe achacar solo al trabajo. Estoy cansado de leer y escuchar a mujeres que se quejan que la empresa les obliga a sacrificar su vida laboral en favor de la familiar y que eso es injusto… pero tampoco se plantean que a lo mejor hay tiempo para todo y no necesariamente debe hacerse al tiempo. Las empresas hoy en día funcionan como funcionan y de momento no van a cambiar, si la responsabilidad dentro de la misma requiere más presencia y más vinculación, desgraciadamente son las reglas del juego y es lo que hay. NO se puede estar en misa y repicando de la misma forma que no se puede apostar por dos aspectos contradictorios a la vez, o se sacrifica una cosa o se sacrifica la otra. Tratar de desarrollar por completo ambas puede llegar a ser un agravio para los compañeros de trabajo.
    Yo afortunadamente concilio bien, soy el que tiene la reducción de jornada y nuestros horarios nos permiten no tener que excedernos en peticiones de abuelos y es así porque así lo hemos decidido y lo hemos acordado. Yo se que ahora mi carrera está parada pero lo asumo y mi mujer, que es autónoma, sabe que pasa demasiado poco tiempo con nuestras hijas y también lo asume. A veces es difícil pero es una decisión honesta y solo recae la responsabilidad sobre nuestros hombros. Ser padres no es solo dar el pecho, jugar con los peques y sentarnos a hacer castillitos, hay otras muchas cosas detrás que no son tan bonitas y que absorben mucho y es ahí donde tenemos que saber lo que queremos y hasta donde estamos dispuestos a sacrificar.
    Hay mucho por delante pero no todo es problema de los demás, nosotros tambien somos ambiciosos y poco flexibles, queremos todo y a día de hoy, es imposible.
    Menuda chapaaaaa, lo dejo ya que si no te escribo un post. 🙂
    Espero que haya quedado clara mi postura.
    Un abrazo!!!

    1. Hola Juanan,
      por supuesto que ha quedado claro lo que transmites. Por desgracia hoy por hoy todavía en este país no hay muchos hombres haciendo lo que haces tú. Unos porque no pueden y otros porque no quieren.
      Gracias por participar.
      Un abrazo 🙂

  4. Hola Carolina,
    La verdad es que tienes razón, solo los ricos pueden optar a recursos para el cuidado de sus hijos, sin depender de la ayuda de los abuelos. Tal y como tú especificas en el post, los demás lo tienen difícil para compaginar el trabajo, el cuidado de los hijos y el mantenimiento de la casa sin que eso repercuta en el tiempo y en la posibilidad de perder el empleo.
    Está claro que el sistema no funciona igual para todos; solo unos elegidos pueden gozar de según que ‘chollos’ mientras otros solo pueden imaginar cómo sería de mejor su vida si pudiera optimizar su tiempo sin que eso repercuta negativamente su economía.
    El Estado quiere que trabajes, te sacrifiques y que no te quejes, porque bastante hacen ya por darte trabajo; una injusticia que existe pero que parece no va a desaparecer en un corto espacio de tiempo.
    Espero que de una vez, la sociedad empiece a escuchar más los consejos de los Trabajadores Sociales y así crear un ‘cambio real’. Mientras tanto a conocer un poco las leyes para tener aunque sea un poco de amparo 🙂 .
    Un besote.

    1. Hola Jony,
      así es, los que más fácil lo tienen son los que pueden hacer lo que les da la gana.
      Y a ver si, como dices, se nos escucha que buena falta hace. Lo que nombras de las leyes es fundamental. Cuánta gente no disfruta de ciertos derechos porque no saben que están ahí.
      Gracias por participar.
      Besos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s