Derecho

Nacionalidad por residencia y la vergüenza de Internet

¡Qué modernos somos! ¡Podemos hacer todo por internet!

Esto tiene muchos matices y para mostrarlo voy a contar una historia de mi vida.

Ocurrió hace algo más de dos años. Un vecino se acercó pidiendo que le solicitáramos cita en el Registro Civil. Quería pedir la nacionalidad española pero resulta que la única manera de pedir esta cita era por internet y él no tenía conexión.

Me meto a la web a ver de qué va el tema, pensando que ya metiéndome iba a poder pedir cita. Pues no señor. Me entero que las peticiones de citas para una determinanada semana se abren los viernes a las 9 de la mañana y se mantienen hasta que se completan las citas.

Por ejemplo: Imaginemos que hoy es viernes 1 de octubre y a las 9 de la mañana se abre la inscripción para las citas de la semana del 1 al 5 de diciembre. Una vez se acaban estas citas la aplicación ya no te deja maniobrar hasta el viernes siguiente a las 9 de la mañana.

Ante la petición del vecino y viendo de qué iba todo, llega el viernes siguiente y a las 9:30 más o menos me meto en la web. Cuál no sería mi sorpresa cuando veo que ya está todo cerrado y las citas para la semana correspondiente están todas ocupadas. Me quedé alucinando al ver que en ese poco tiempo ya se habían dado todas las citas. Sólo me quedaba esperar hasta el viernes siguiente. Entonces cambié la estrategia. Justo a las 9 en punto entraría para asegurarme de que podía conseguir cita.

Llegó nuevamente el viernes. Entro a las 9 en la web del Registro Civil. Nada más entrar se me pone todo como en modo espera, colgado. Recargo la página, preparo sesión con otro navegador, y a los dos minutos se me cierra todo y veo que el panel de citas está completo.

nacionalidad-residencia-internet

Ahora es cuando realmente me entero de qué va la jugada. Todos los que queremos cita para nacionalidad por residencia estamos ahí como lobos esperando a que se abra la veda. Somos tantos queriendo entrar que el sistema se colapsa. Sólo queda tener suerte y ser uno de los pocos que pueden entrar. Parece una batalla internauta de tiburones.

Finalmente conseguí pedirle cita a la tercera vez que lo intenté. A los pocos meses la misma persona vuelve a pedir el mismo favor para un familiar. Desde este momento empecé a sudar tinta. Ya sabiendo de qué va la fiesta, conseguí la cita la quinta vez que lo intenté.

Es difícil imaginarlo cuando no se ha pasado por ello. A mí esto me creó mucho estrés. Estuve a punto de llamar a S.O.S. Racismo por ver si sabían algo y si se podía formular alguna queja o se podía hacer lo que fuera, ellos que tienen abogados. Al final pude hacer lo que pretendía y no les llamé pero tenía que haberlo hecho. Además hace un tiempo vi una noticia donde esta asociación comentaba que recibieron quejas acerca de las dificultades para pedir cita para solicitar la nacionalidad por residencia.  Me gustaría poder enlazar esta noticia pero no la he conseguido encontrar.

He encontrado otra noticia del año 2012 donde se habla de la petición de nacionalidad mediante internet. Te aconsejo que hagas clic en el enlace y, sobre todo, fíjate en los comentarios porque reflejan lo que yo he expresado en este post.

Después de conocer esta historia, ¿a qué conclusión llegas? Yo no sé si llegué a conclusiones o más bien me hice preguntas.

¿Por qué se tiene que utilizar internet de manera excluyente?

¿Por qué no se dejan funcionando los métodos tradicionales sabiendo que no todo el mundo tiene acceso a la red?

Ponen un sistema que se bloquea continuamente, con lo que conseguir lo que se pretende tiene mucha dificultad. ¿Por qué tantas pegas para solicitar la nacionalidad por residencia? La impresión que da es que quieren echar de este país a los migrantes.

¿Qué piensas?

Anuncios

10 comentarios sobre “Nacionalidad por residencia y la vergüenza de Internet

  1. Lo mismo ocurre con el tema del paro. Al final, tienes que conseguir cita por internet para muchos trámites

    Y aunque el servicio funciona algo mejor, cualquier persona en riesgo de exclusión que no sepa manejarse en la red puede perder sus prestaciones en cualquier momento.

  2. Pasa lo mismo para pedir cita para renovar el carnet. Al menos te deja pedirlo para dentro de varios meses. Por lo que dices esta mal organizado la forma de dar citas.
    Con respecto al uso de internet, no hace falta tener conexion en casa. En muchas sitios,por ejemplo bibliotecas, tienes acceso gratuito a internet
    Un saludo

    1. Hola Jose,
      lo que ocurre es que por muchas razones tener conexión en casa es mejor. Creo que en general las conexiones de las casas son más eficientes. Además, en sitios más públicos tienes conexión pero quizá llegues y todos los ordenadores estén ocupados. En fin, para gustos los colores pero yo le veo más pegas.
      Un abrazo 🙂

  3. Hola Carolina,
    a mi me caducó el DNI en octubre y ya en septiembre empecé a intentar pedir cita. Imposible!! daba igual el día o la hora. Lo fui intentando durante semanas . La página siempre está colgada. Al final lo conseguí hace unos días y tengo mi cita para mediados de diciembre. Ahora con la broma encima me toca pagar tasas ¿Qué te parece?
    Esto de internet también me recuerda a la compra de entradas para conciertos en Ticketmaster. Toda una pesadilla.
    No lo entiendo. Hay mucha gente que no sabe utilizar internet (pej, los ancianos) o gente que ni siquiera tiene internet en casa. Creo que la Administración debería mantener el sistema tradicional de solicitud de citas en persona.
    Un abrazo

    1. Hola Erika,
      estoy de acuerdo en todo lo que dices. Hay muchas cosas que hoy en día sólo pueden hacerse por internet. Ya no solamente es por gente que no tiene internet y no saben utilizarlo. Es que aunque todo el mundo lo tuviese en casa, he leído bastantes quejas de tareas que han de hacerse sólo por internet y no funciona como es debido. ¿No hay que hacer todo por internet? Pues por lo menos que funcione bien.
      Otro ejemplo que tengo es el de mi centro de salud. Hay citas que se pueden coger por internet. Pero no todas. Y el teléfono no te lo cogen ni por casualidad. En fin…
      Gracias por comentar.
      Un abrazo 🙂

  4. La conclusión es bastante evidente, al menos para mí.

    Dependemos demasiado de las máquinas, tanto que hoy somos esclavos de la tecnología. Puede parecer algo catastrofista, como una novela de Asimov, pero es la cruda realidad. Y no parece que haya ninguna alternativa a medio plazo.

  5. Tengo que estar totalmente de acuerdo.otro día fue a Hacienda, necesitaba de una información. Total, cita solo por internet, o por el terminal que ellos tenían allí. Así que pedíamos la cita, que se nos daba para unas dos horas después, pero mientras eso, mientras tenias que esperar por tu hora, no había nadie más siendo atendido…nadie. Hablamos con una de los trabajadores y… Hay que esperar la hora asignada, aún que no se esté atendiendo a nadie… Vaya retroceso. 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s