Trabajo Social

El voluntariado en Trabajo Social

Hacía tiempo que quería escribir sobre el voluntariado que realizan los trabajadores sociales. Más todavía tras leer el post sobre el mismo tema que escribió mi compañero José Manuel. Una gran entrada, recomiendo su lectura. Además él me retó ahí. Todos los artículos están hechos con cariño para los que siempre me leéis, pero en este caso de manera especial para José Manuel. Va por tí y por todos aquellos que han denunciado públicamente algunas de las situaciones que aquí describiré.

Comenzamos con una definición.

¿Qué es el voluntariado?

Recojo aquí la definición presente en la Ley del Voluntariado en Aragón, de 1992.
Se considera Voluntario Social, a los efectos de la presente Ley, a toda persona física que, por decisión propia, de forma desinteresada y responsable, y por motivaciones inspiradas en principios de solidaridad y participación, dedica parte de su tiempo libre a actividades de acción social, siempre que las mismas no se realicen en virtud de una relación laboral o funcionarial.
Serán principios básicos de actuación del voluntario social:

a) La solidaridad con otras personas o grupos, que se traduzca en acciones en favor de los demás o de intereses sociales colectivos que tiendan a erradicar o modificar las causas de la necesidad o marginación.
b) La complementariedad respecto al trabajo realizado por los profesionales de la acción social.
c) La gratuidad, no buscando en el servicio que se presta ningún beneficio económico propio.
d) El asociacionismo, llevado a cabo a través de cauces organizados de actuación

¿Se cumple la ley?

En el artículo 9 de la Ley del Voluntariado en Aragón se mencionan las obligaciones de las entidades donde se puede hacer voluntariado. Dos de ellas me llaman la atención:

– Cubrir los gastos derivados de la prestación del servicio o los generados con ocasión del mismo
– Suscribir una póliza de seguros que cubra los daños a los propios voluntarios y a terceros producidos en el ejercicio de la actuación encomendada a éstos, o con ocasión de la misma.

Por poner ejemplos, en la primera de estas condiciones, si yo cojo un autobús para ir a un sitio a trabajar como voluntaria me lo tendrían que pagar. De momento nunca me han pagado ningún transporte. Tampoco lo he pedido, pero en tal caso me temo que me hubiera quedado como estaba. Igualmente, lo del seguro tampoco lo he tenido nunca, solamente me lo hicieron fuera de España.
240_F_5654506_prnrGNuesF3CEmNH2utVJNGuYNdBKrmz

La realidad de la práctica del voluntariado en Trabajo Social

En los ámbitos de intervención de los trabajadores sociales se dan unas circunstancias bastante peculiares. Bien durante la carrera, bien cuando ya se es titulado y de manera continua en el tiempo, es bastante frecuente que los trabajadores sociales estén haciendo voluntariados en distintas organizaciones.

Quizá de primeras pensemos que esto nos va a servir para demostrar nuestra valía como trabajadores sociales pero no tiene por qué ser así. Depende del voluntariado que se haga. Si queremos aprender realmente lo que hace el trabajador social de la asociación, nuestro voluntariado tendrá que consistir en una colaboración directa con él. Si no, lo que realmente haremos es aprender sobre un determinado colectivo. Por ejemplo, si somos voluntarios en una residencia de discapacitados físicos, aprenderemos cómo se trabaja con ellos, cómo son, se comportan, etc.

Esto de que los trabajadores sociales, a falta de empleo remunerado, estén de voluntarios para aprender y adquirir experiencia se ha convertido en una práctica bastante común. Tanto es así que se da por hecho. En mi opinión, esta es una práctica que ha hecho mucho daño a la profesión por una serie de razones:

– Aunque no te pagan, estás echando una mano y de alguna manera esperas que lo valoren. Espera en vano, porque aquí nadie valora nada. Es más, si esperas que si necesitan personal te van a contratar porque ya te conocen, a mí me da risa. Aunque parezca contradictorio, muchas veces se contrata a alguien que no se conoce pero que tiene experiencia remunerada. También se han dado casos de que al que se contrata de la calle viene con un buen enchufe. Conozco casos con nombres y apellidos. ¿Estos son los valores que nos enseñan las ONG?

– Muchas veces pensamos que esos voluntariados que hacemos los trabajadores sociales van a valorarse como experiencia profesional pero nada más alejado de la realidad. Hay mucha gente que sólo valora la experiencia remunerada.

– Sobre todo con la crisis actual, muchos piensan que los profesionales que hacen voluntariados como trabajadores sociales, psicólogos, son gente que trabaja gratis. Hay profesionales de estos trabajando gratis, literalmente. He visto ofertas de empleo que han resultado ser voluntariados. O bien con periodo de prueba sin pagar.

¿Por qué las ONG piden voluntarios para hacer cosas y las empresas para lo mismo pagan? Sencillamente, porque parece que está aceptado de esa manera. Yo he hecho traducciones para asociaciones, y alguna de ellas grande, con gente contratada, con lo que no me creo que no puedan pagar absolutamente nada a alguien que les hace una traducción bien hecha.

Es triste pero en esto veo una gran falta de valores por parte de las asociaciones. Desde luego hay muchas empresas que actúan bastante mejor. Y desde que estoy más presente en el mundo online alucino con las redes de blogs de marketing, donde se paga a los social mediers, a los diseñadores web, a los redactores… en lo social se tira de voluntarios. Otra cosa negativa de tirar de voluntarios es que no puedes esperar que la gente se comprometa, ya que no es un trabajo como tal y no se le está ofreciendo ningún tipo de seguridad. Yo por ejemplo, si llevo una web voluntariamente y resulta que un día mi madre se pone enferma y me necesita, pues me voy a ir a cuidar a mi madre y que se busquen a otro. En cambio si te pagan la cosa cambia. Nadie deja un trabajo así por las buenas.

¿Alguien ha visto trabajando gratis a un médico o a un ingeniero?

No estoy en contra del voluntariado, pero hay situaciones que se pasan de castaño oscuro. También en esto observo que quien tiene trabajo suele opinar de forma distinta que quien no lo tiene. Percepciones…

Cualquier experiencia que queráis aportar tenéis la zona de comentarios. Gracias 🙂

Anuncios

15 comentarios sobre “El voluntariado en Trabajo Social

  1. Reto conseguido, y con muy buena nota…
    Muchas gracias compañera.
    La verdad es que los abusos, sean del tipo que sean, a mí personalmente me revuelven las tripas, pero también mi reconocimiento y estima a aquellas personas que realizan funciones muy muy humanamente útiles de forma “VOLUNTARIA”, en mayúsculas, y con todas las de la ley…
    Un abrazo

    1. Gracias a tí José Manuel, por leerlo y comentar.
      No está mal que los voluntarios existan, pero hay ciertas funciones que ocupan que yo no las termino de ver, incluso es que puede dar hasta mala imagen ver voluntarios haciendo ciertas cosas.
      Un abrazo 🙂

  2. Gracias por escribir esta entrada, es un tema sobre el que tengo muchas dudas. Personalmente, yo estoy en 3º de Trabajo Social y estoy valorando seriamente dedicarme al voluntariado cuando termine de estudiar. Puedo pecar de ingenua pero en el fondo yo sí mantenía la esperanza de que el voluntariado me pudiese dar pie a que me contrataran en un futuro, porque honestamente, si no es así, ¿qué opciones quedan para introducirse en el ámbito social? Supongo que para mí el voluntariado es una forma de suplir las ganas de ejercer esta profesión frustradas por este panorama laboral.
    Y por último, sólo quería añadir que, como comentabas, yo también sé de asociaciones muy conocidas a nivel nacional en las que los propios trabajadores/as sociales se dedican a formar a los voluntarios/as para poder delegarles parte de sus funciones… Sin comentarios.
    Un saludo

    1. Hola Belén 🙂
      si haces voluntariados, ya que eres una profesional, yo lo que aconsejaría es que al menos sean cosas de las que puedas aprender, por ejemplo, poder aprender directamente lo que hace el trabajador social allí. Tampoco soy yo nadie para decir si se van a fijar en tí o no donde estés de voluntaria. Puede que lo hagan. Y si no consigues trabajo así es en parte porque todo lo social va muy ahogado de dinero. Ha sido el ámbito más castigado por los recortes.
      Saludos y gracias por comentar.

  3. Hay que hacerse valorar, aunque sea un trabajo voluntario. Si eres un trabajador social, no vas a hacer un trabajo voluntario haciendo camas por ejemplo (por muy digno que sea dicho trabajo).

    Yo estuve como voluntario en una ONG y me sirvió para encontrar trabajo pagado en ayuda a domicilio. Claro que la precariedad y los apaños en ese sector, me quitaron las ganas de seguir en él.

    No es extraño ver a enfermeros trabajando como ‘voluntarios’ en ‘protección civil’, ‘urgencias’ y cosas parecidas. Lamentablemente, acaban siendo ‘puntos’ que sirven para las escasas oposiciones que hay. Realmente, es una auténtica mafia y luego, pasa lo que pasa cuando hay situaciones verdaderamente graves.

  4. Bien, el articulo aterriza sobre el el rol del trabajador social en los grupos de voluntarios, y lo pone en una expectativa real frente al profesional que no tiene empleo, pero el voluntariado se de dar como valor agregado, por convicción y responsabilidad social con grupos de personas y comunidades que lo necesitan, yo rescataría el valor que tiene el voluntariado no solo como trabajador social sino como aporte claro de nuestro ser a la humanidad.

    1. Hola Julián,
      por supuesto que el voluntariado tiene muchas cosas positivas. Yo lo he centrado aquí en el trabajo social porque el tema de este blog es ese.
      Muchas gracias por pasarte y comentar 🙂

  5. Yo creo que partes de un punto de inicio erróneo. Aunque a mi el termino voluntario no me convence, nunca me ha convencido, pero creo que es un acuerdo entre dos partes, es decir si yo quiero ser voluntario en una oenegé y laoenegé quiere que yo sea voluntario, no hay ninguna cosa mala en ello, sea medico, trabajador social o mecánico. Otra cosa es que trabaje en una ONG y no me paguen, me paguen menos, crea que me pagan poco o me exploten, lo que viene a ser un trabajo basura, pero eso nada tiene que ver con el voluntariado. Y por supuesto comparto la visión de los valores, pero desde que conocí las condiciones de contratación de los trabajadores de muchos sindicatos, entendí que eso de los principios no va con la sociedad que hemos construido, cuyos principios y criterios son meramente económicos. Pero no podemos coger la parte por el todo y generalizar casos particulares, porque entonces no estamos trasmitiendo la realidad. Yo conozco muchas asociaciones y oenegés, y de una a otra hay un mundo. Por no enrollarme mucho más solo destacar dos cosas: por un lado hay que ser consciente de que si mi motivación para ser voluntario, es adquirir una experiencia laboral o que me contraten, entonces dejo de ser voluntario porque no lo hago de manera altruista; segundo es importante ser consciente de que para estudiar una carrera como trabajo social debe de ser vocacional y la vocación, sea en la profesión que sea siempre te lleva ha hacer de más y a intentar ayudar a las personas. Si te quieres hacer rico lo mejor es afiliarse en un partido e intentar ascender 😛

    Yo conozco médicos que son voluntarios realizando su profesión, muchos de ellos colaboran en Médicos del Mundo y se van a África a cuidar a enfermos de ébola, por ejemplo. También conozco a abogados que son voluntarios ayudando a inmigrantes a intentar regularizar su situación. Igualmente hay cooperantes que son ingenieros y que ayudan a construir edificios o pozos, o realizar infraestructuras en el tercer mundo. El ser voluntario no depende de la profesión, depende de la voluntad de las personas.

    1. Como se suele decir, Diego, ya sabemos de lo que estamos hablando 🙂
      Por supuesto que hay ingenieros y demás que hacen muchas cosas sin cobrar y esperar nada a cambio. Pero lo que ocurre con los trabajadores sociales es un tanto extraño. Parece que si quieres encontrar trabajo en esto no te queda otra que estar trabajando gratis (tienes razón, eso no es voluntariado) para coger experiencia, y esa colaboración se puede prolongar en el tiempo indefinidamente.
      Un ingeniero informático, por ejemplo, puede hacer prácticas en empresa, remuneradas o no, por un periodo de tiempo determinado y de una manera que está bastante regulada. Lo que no he visto nunca es a uno de estos profesionales sin trabajo ir a una empresa a decir que vas a estar ahí trabajando gratis, porque tú quieres, cuando la intención que tienes es formarte y que se puedan fijar en tí. Es que lo más probable es que la empresa te diga que eso no se puede hacer. Por eso lo que hacen las profesiones de lo social me choca bastante. Y como esta práctica del trabajo gratis es tan común y tan aceptada, al final con la crisis del morro ha pasado lo que ha pasado, y se creen que todos se mueren de ganas de trabajar aunque sea gratis. Y la gente que quiere y necesita un trabajo remunerado lo tiene cada vez más difícil. La vocación es mucho, pero por desgracia ninguno nos alimentamos del aire.
      El artículo, quien esté de acuerdo bien y quien no también, va bastante por todas las personas de los grupos de Facebook. Esto se ha comentado ahí en muchas ocasiones y el sentir general deja mucho que desear.
      Gracias por tu comentario 🙂

  6. Hola Carolina!
    Cada día aprendo algo nuevo en tu blog. Pero tengo una duda al respecto: ¿Para ser voluntariado en el trabajo social se necesita demostrar que entiendes de la materia? Lo digo porque como abarca varios sectores, una persona puede tener buena fe pero a la práctica ser contraproducente, no se si me he explicado bien jejeje.
    También, mientras leía este post me recordaba mi voluntariado en el proyecto musical que estoy involucrado. A mi si me han pagado la tarjeta del metro cuando hemos ido a entrevistar a los cantantes. Eso sí, hemos tenido que pedirlo directamente porque si no, no lo hacían 🙂
    Un besote!

    1. Hola Jony,
      si es por hacer algo voluntariamente en una entidad donde hay trabajadores sociales (discapacidad, etc) no necesitas ninguna experiencia ni ser trabajador social. En realidad todas las asociaciones que admiten voluntarios deben tener bien claro qué funciones han de realizar los voluntarios y cuáles son para el personal contratado. Además que cuando eres nuevo tienen que formarte.
      Si eres trabajador social y quieres colaborar en una asociación, generalmente es porque no tienes experiencia y buscas aprender, con la esperanza de que se te pueda valorar para un posible empleo. Entonces ya puedes buscar más bien poder aprender lo que hace exactamente el trabajador social de esa organización.
      Si te han pagado viajes, aunque haya sido pidiéndolo expresamente, no está nada mal. No sé si en todas partes harían eso.
      Muchas gracias por comentar.
      Besos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s