Trabajo Social

¿Por qué la profesión de trabajador social está tan poco valorada?

No hace falta que explique cuáles fueron los primeros recortes que hizo el actual gobierno. Por quien esté perdido, los primeros y siguientes recortes fueron para todo lo relacionado con acción social: Servicios Sociales públicos y Tercer Sector, por supuesto entre otros muchos recortes. Las consecuencias de todo han sido terribles para la ciudadanía y para los profesionales implicados en estas ocupaciones, ya que muchos de ellos han acabado en la calle. Los profesionales con experiencia están desempleados, y los nuevos profesionales con titulaciones relacionadas con lo social no pueden encontrar trabajo. El desempleo en este colectivo es vergonzoso y alarmante.

Por ser mi ámbito, hablaré de los trabajadores sociales. Estoy en varios grupos de Facebook de trabajadores sociales. Una de las cosas que más me ha chocado desde que interacciono allí es el pesimismo reinante. Cuando interaccionaba con desempleados de todo tipo, aún había algo positivo, un rayito de esperanza. En los grupos de trabajadores sociales se ve de forma clarísima el rostro de la desesperación de quien ha perdido su empleo y ve que su búsqueda es infructuosa. También por los muchísimos profesionales que nunca han podido ejercer, a pesar de su vocación.

Podemos echar la culpa al gobierno, pero no olvidemos nuestra culpa. Los profesionales de la intervención social hemos sido demasiado conformistas. Y si de algo estoy convencida es de que si la gente de a pie conociese a los trabajadores sociales y los considerase necesarios, igual que pasa con los médicos y los maestros, esta situación tan sangrante no se estaría dando. Muy pocas personas valoran el Trabajo Social y eso también nos afecta. ¿Por qué no se valora el Trabajo Social en España? Te doy a continuación varias razones por las que creo que es así.

400_F_67360920_4iXkBbDxh9Dj8ce6t6VZW8LierxZbraW

El Trabajo Social necesita explicarse

La gente sabe qué hace un médico, un maestro, un carpintero… pero si dices que eres trabajador social ¿se entiende? Normalmente no. No hay una idea intuitiva de la profesión. Pasa con otras ocupaciones, en especial con las de ciencias sociales, que suelen ser disciplinas más modernas que las ciencias experimentales. Otro ejemplo de esto es la sociología. De primeras nadie sabe lo que hace un sociólogo. Si dices tu profesión y la gente te mira con cara rara… mal andamos…

Las ciencias sociales en España no se valoran

Mi experiencia me dice que en este país se valora lo que al menos en teoría es difícil. Y las disciplinas consideradas difíciles son las matemáticas y todo tipo de ciencias experimentales. La física, la química, las matemáticas, la informática también estaría en el grupo de las difíciles. Cuando estudias algo de ciencias sociales y humanidades es porque, pobre de tí, no llegas a más, o no te da la gana porque eras el gamberro del instituto. A partir de ahí que nadie espere que se le valore mucho.

Ni qué decir tiene que el hecho de tener unos estudios te da una serie de habilidades. Las empresas españolas en general no saben valorar a los titulados en ciencias sociales. Piensan que no pueden aportarles nada.

engineer-296438_640

Si no eres ingeniero no eres nadie

Esto es exactamente lo que hace un tiempo me dijo un estudiante de ADE. Y es fuerte que un chico tan joven piense que sus estudios no tienen oportunidades profesionales. Casi todo el mundo piensa que las ingenierías son las carreras más difíciles. Por tanto, se tiene a sus egresados por los más inteligentes y esforzados. Hace ya tiempo que muchas de las ofertas de empleo que salen para titulados universitarios son para ingenieros. La dificultad de la carrera y la gran cantidad de salidas profesionales hacen de los ingenieros los profesionales más valorados del “mercado laboral” y con diferencia.

Si tu carrera es “facilita”, como Trabajo Social, se te tiene por menos y más posibilidades tienes de engrosar las filas del paro.

El desconocimiento y la mala prensa de los Servicios Sociales públicos

Tenemos un Sistema Público de Servicios Sociales bastante más débil de lo que debería ser. Un niño a partir de 6 años tiene derecho a una plaza en un colegio y ese derecho se cumple. Sin embargo, si una persona necesita ingresar en una residencia para la tercera edad, es muy frecuente que no tenga plaza en una pública y tiene que estar en lista de espera. Lo cuál revela la deficiencia de lo público en el ámbito de la atención social.

Cuando alguien acude a los Servicios Sociales públicos quiere que le solucionen un problema, pero hay que tener también en cuenta que los que atienden están sufriendo asimismo los recortes en su trabajo. Sumando a eso que esos trabajadores sociales son funcionarios y a los funcionarios se les tiende a tachar de vagos y de que no ayudan a nadie. Seamos conscientes de cuándo esto es cierto y de cuándo no lo es, no todos son iguales.

El desconocimiento y la mala prensa del Tercer Sector

Para muchas personas, las asociaciones y ONGs son aquellas entidades que tienen un morro que se lo pisan ya que reciben subvenciones públicas hasta hartarse. Bien, el Tercer Sector nunca ha recibido tanto dinero público como muchos creen, pero en muchas ocasiones sí el suficiente para lograr mantenerse. Prueba de esto es la cantidad de trabajadores que han acabado en la calle cuando les han cortado la subvención, cosa que algunos de esos trabajadores me han comentado personalmente.

Estas asociaciones que tanto morro tienen son necesarias para dar respuesta a lo que la adminisración pública no hace. Por ejemplo, ante un problema social y de salud pública como es el Alzheimer y las demencias, han sido las asociaciones las que han hecho algo, ya que si esperamos a que el gobierno haga algo (que lo debe hacer) ¿cómo estaríamos si ni siquiera hay un plan nacional? Como este ejemplo hay miles más de necesidades que van surgiendo y ante las cuáles hay que responder.

240_F_72670465_6NT8lsZf3N44sSwZlmHYUxTF1EetzySv

Lo social no da dinero

No todos los trabajadores sociales son funcionarios, los hay también en el Tercer Sector, como acabamos de ver. Los trabajadores sociales empleados en ONGs tienen un sueldo bastante bajo para su cualificación profesional. Sus condiciones laborales son asimismo muy deficientes. Otro tema lleno de aristas en este sentido es el del voluntariado. Tanto voluntariado se mueve en el Tercer Sector que muchas veces parece que de alguna manera se tiene a los profesionales de la intervención social como gente que trabaja gratis. Y ya se sabe que lo que no se paga no se valora. Volveré al tema del voluntariado porque realmente le tengo ganas.

¿También tú piensas que el Trabajo Social no se valora? ¿Por qué?

Estas son las seis razones que veo para explicar por qué no se valora a los trabajadores sociales. Si tienes ideas para aumentar esta lista, puedes aportarlo en los comentarios, será ideal para enriquecer el debate.

Anuncios

52 comentarios sobre “¿Por qué la profesión de trabajador social está tan poco valorada?

  1. Como ignorante que soy del tema (un poco menos desde que te leo), creo que tienes razón. El otro día en el blog hablaba de profesiones invisibles, y a la vista de lo que dices creo que trabajo social es una de ellas.
    Habrá que reforzar los esfuerzos para concienciar a ciudadanos y gobiernos (supongo que habrá un Colegio Oficial o similar que debería defender esos intereses).
    Saludos,
    Ángel

    1. Hola Ángel,
      pronto habrá elecciones para el Consejo General de Trabajo Social y se quiere presentar una candidatura que mueva más en todo esto. Parece que los de antes están demasiado apoltronados en el sillón.
      Con respecto a los colegios oficiales, esto ya en general, deberían mover el culo bastante más de lo que lo hacen.
      Un abrazo 🙂

  2. Carolina, no es que no se valore el Trabajo Social; lo que no se valoran son a las personas. Sin ir más lejos, tienes el caso de los desalojos de edificios de bancos que hemos rescatado entre todos; mientras que sus directivos nos siguen robando con sus tarjetas negras.

    Si todos esos sinvergüenzas devolvieran todo lo que nos han robado (y de paso, el resto de corruptelas) ya verías como habría dinero de sobra para atender casi todas las necesidades; incluido un salario digno para los trabajadores sociales.

  3. Para mi el principal handicap de nuestra profesión es el desconocimiento tan enorme que se tiene de ella, y como bien sabes, lo desconocido genera prejuicios y desconfianza. Está en manos de todos nosotros el darnos a conocer y valorarnos más de lo que ya lo hacemos. Hay que dar la cara en esta apasionante profesión y no echarnos atrás, si acaso para tomar impulso.
    Felicidades y saludos.

  4. Hola Carolina! yo pienso que podemos sumar los valores neoliberales que no paran de crecer y se concretan en lo siguiente: la producción es más importante que las personas. La Tecnología es más importante que las personas. La economía es más importante que las personas. Y Sigue desde ahí. Trabajo Social son personas y punto. Hasta que apliquemos el trabajo social a la tecnología, a la economía y a la producción lo vamos a tener dificil.

    1. Hola Almudena,
      con todo lo que has comentado, la impresión que tengo es que el trabajo social es una ocupación que no se considera productiva porque solo genera gastos, no es rentable. Y lo que no es rentable se encuentra en último lugar. Por suerte algunos de vosotros estáis consiguiendo innovar.
      Muchas gracias por participar 🙂

  5. Hola Carolina!!
    Yo añadiría una razón más para hacer un poco de autocrítica: muchas veces tiramos piedras contra nuestro propio tejado, no sólo por “vendernos” mal, sino porque tenemos costumbre de contar los casos más curiosos como chascarrillos, a la familia, a conocidos, a otros profesionales… aquellos casos, excepcionales, en que la intervención no ha sido posible, en que consideramos que nos han engañado, etc… ¡cuántas veces oímos a profesionales diciendo que hay usuarios que se aprovechan de las ayudas! Con todo esto, acabamos dando mala imagen. Deberíamos hablar de lo que hacemos, sin olvidar las dificultades, pero dando valor a nuestro trabajo.
    Un abrazo, muy buen artículo!!

    1. Hola Eladio,
      en esta exposición he culpado básicamente a la sociedad que nos rodea, pero está claro que también los propios profesionales tienen parte de culpa. Buen aporte.
      Un abrazo 🙂

  6. Vivo en Colombia, y soy Trabajadora Social. Valoro profundamente mi profesión, me gusta la escuela en la que me forme, los docentes que tuve, el Trabajo Social me ha dado una disciplina, una profesión y hoy me permite con una perspectiva diferente generar acciones de emprendimiento productivo que vendo al Estado Colombiano. Me rodeo de Trabajadores Sociales optimistas que aman profundamente su profesión, que la valoran, la respetan, pero no por ello siguen siendo críticos con una sociedad fuertemente inequitativa.

  7. Hola Carol

    El Trabajo Social necesita explicarse.
    Es verdad para mi.
    Ya el nombre es abstracto
    Social…
    Humanidades…

    ¿Que hace un trabajador social?
    Es lo que nos gustaría hacer a todos cuando sentimos que la vida no tiene sentido, pero que nos olvidamos rápido al prender la TV y dejarnos entretener…

    Hoy la tecnología y las nuevas metodologias de negocios pueden encontrar variantes interesantes y enriquecedoras, cuando no innovadoras en lo que a social se refiere pero tu conclusion cierra mi comentario.. Lo social no da dinero.

    La tecnología móvil acerca datos estadísticos sociales interesantes, pero tambien ayuda a mantenerse lejos de esos datos.

    Sin embargo no estoy de acuerdo cuando decis :
    “Las empresas españolas en general no saben valorar a los titulados en ciencias sociales. ”
    No te limites, hay pocos lugares de habla hispana donde lo valoran.

    …Ojala este articulo, sea un llamado a la reflexion

    1. Hola Marcelo,
      cuando digo que lo social no da dinero, me refiero a que trabajamos con personas, no fabricamos productos que podamos vender, por tanto el trabajo social no es algo que salga rentable. Ahora también hay trabajadores sociales implicados en innovación social, ya que las salidas profesionales de toda la vida están agotadas.
      Por cierto, he recibido bastantes mensajes en Facebook de gente de América que me dice que el Trabajo Social no se valora en sus países y me está sorprendiendo bastante.
      Muchas gracias por comentar.
      Un abrazo 🙂

  8. Antes de nada decir que estoy totalmente de acuerdo con el articulo escrito. Soy Trabajador Social desde hace dos años, tengo un Máster en criminología y sistema penal y aun así en España estuve a dos velas, razón por la cual tuve que emigrar hacia tierras inglesas.

    Hay que tener en cuenta que todo lo que se dice es cierto, pero quiero resaltar el punto del voluntariado, ya que no estoy muy de acuerdo en su práctica. Esto se debe a que para mi y sólo para mí, no se lo que pensarán los demás, es una práctica que muchas veces imposibilita la labor profesional, dando lugar al intrusismo y a la sustitución del trabajo remunerado y cualificado por el gratis. Esto es un gran problema, ya que muchas veces las empresas, asociaciones o cualquier tipo de institución del tercer sector da prioridad a un perfil “voluntario” donde no tengan que pagarlo que a un verdadero profesional, y es ahí donde se desvanece nuestro estatus, nuestra profesionalidad, nuestro prestigio, es ahí donde se pierde todo sentido al TS.

    Saludos y muy bueno el artículo.

    1. Buenas tardes Serrano1989, estoy totalmente de acuerdo contigo en que muchas ONG requieren voluntarios para realizar labores que deben hacer profesionales remunerados, de hecho he visto ofertas de empleo para trabajadores sociales cuya función es ser voluntario, pienso que éso debería ser denunciable y que los colegios profesionales deberían hacer algo para que ésto no ocurriese. Espero que te vaya bien por tierras inglesas y que allí el trabajo social esté más valorado.

      1. Hola Oria y Serrano,
        yo misma comuniqué a la inspección de trabajo una oferta de empleo donde querían un trabajador social y el periodo de prueba era “voluntario”. O sea, seis meses trabajando sin cobrar y sin contrato.
        Gracias a los dos.

  9. La sociedad Española es muy triste puesto que es guiada por el egoísmo, la gran mayoría de las personas estaban bien y ahora que de verdad se necesita de nuestra ayuda como no somos reconocidos el gobierno nos ataca cortándonos el camino y quitándonos las pocas actuaciones que antes podíamos llevar a cabo. Las sociedades más avanzadas tienen las ciencias sociales muy valoradas, es consciente de que actuando desde un trabajo social eficiente no solo se gana positividad en la autoestima de las personas, sino se ahorran muchas enfermedades como el estrés y consigo recursos puesto que se ahorra en futuros medicos, bajas, vagabundos, malas alimentaciones, efectividad laboral…
    En Holanda existe la profesión de coach y está realmente valorada, en las empresas públicas y privadas ya cuentan con todo ello, el trabajo social tiene poder para guiarte y no lo toman a broma.
    Tras estudiar esta carrera me dí cuenta que soy mejor persona, que me pongo en el lugar del otro con más facilidad que cualquiera, que intento no sé si es bueno o no pero estudio las actuaciones de las otras personas y por lo tanto no son criticables. Si esto se enseñara en el cole la sociedad avanzaría y evolucionaría más sanamente. El trabajo social no solo es una profesión es un método que poniéndolo en práctica sus efectos se verían en muchos sentidos.

    1. Hola Lorena,
      sin ir más lejos, si pensamos que en las sociedades anglosajonas el Trabajo Social se valora mucho más no nos equivocamos. Ellos fueron los pioneros del trabajo social. Tiene profesionales de ciencias sociales en las empresas y esto no sería así si no se les valorase. Siento decirlo pero tenemos que aprender mucho de ellos en esto. Yo viví en el Reino Unido y allí nadie se ríe en tu cara si decides estudiar Filosofía, por ejemplo.
      Muchas gracias por comentar.

    2. Buenas tardes,

      En primer lugar, enhorabuena por el post y los comentarios de todas y todos. He dedicido contestar en este punto puesto que a mi el acercamiento al Trabajo Social, literalmente, me cambió la vida y me identifico en este punto con Lorena.

      Pero además me siento muy de cerca de ella en su reflexión, cuando comenta todo lo que una buena intervención social puede llegar a generar. Cierto es que en la intervención social no se vende, ni se fabrica, ni se modifica un producto, en lo que al aspecto material del mismo se refiere. Esto, en una sociedad en la que cada vez más van in crescendo valores del tipo “tanto tienes, tanto vales”, siendo el tienes, un producto material, genera, por así decirlo, una gran piedra en el camino, que contínuamente hay que ir sorteando… Bajo mi humilde intuición, quizá la culpa simplemente fué del cha cha cha, pero podría ser, que a los que realmente manejan el cotarro, les parezca mucho mas sensato, que la mayoría este entretenida con sus aparatos y avalorios diversos y como se sientan, a lo mejor puede ser que les de igual, incluso si tienden a la depresión puede ser que piensen que mejor que mejor, porque a lo mejor deciden tomar pastillas, y eso, si que es un producto, y tachan! la dependencia esta servida.

      En este punto, me gustaría relacionar la dependencia con las matemáticas, ya que es una ciencia arduamente conocida y respaldada. A mas dependencia de los que manejan el cotarro, menos autonomía personal. A menos autonomía personal. más dependencia de los que manejan el cotarro. Si es que en el fondo esta todo muy bien montado. Pero hasta los legos eran susceptibles de ser desmontados por el enano de tu hermano.

      Aunque quizá este juego no sea tan “simple” como el lego. O quizá si… De todas maneras, quizá la solución no esté en desmontarlo todo, porque al fin y al cabo, algún montaje tiene que haber…

      En este sentido, bajo mi punto de vista, la buena intervención social debería ir cada vez mas encaminada a incrementar la autonomía de las personas. En cierto modo, esto ya se ha ido haciendo, puesto que se ha ido pasando de ofrecer caridad a ofrecer recursos, y esto ya es un paso. Aunque también es cierto que queda mucho por hacer. O al menos no retrodecer, puesto que a la vez también esto esta pasando.

      De todos modos, si esos recursos, generan una dependencia, vamos avanzando, pero sigue quedando mucho por hacer. Quizá quede mucho todavía por reflexionar y redefinir en lo que a la intervención se refiere. La auto crítica puede ser muy útil, para el avance en este sentido pero el unirnos para difundir, reflexionar y visibilizar sobre todo lo que ya estamos haciendo y sobre hacia donde queremos ir, es del todo imprescindible.

      Es muy difícil incrementar la autoestima cuando uno tiene serias dificultades para acceder a una vivienda mínimamente digna. También lo es cuando, a pesar de tenerla, debe soportar largas horas de trabajo mal pagado durante años para poder mantenerla y no quedarse sin techo. Por no hablar del que lo que tiene realmente es hambre, y ni siquiera se plantea en su cabeza el significado de autoestima. Es muy probable que muchos de nosotros nos veamos reflejados en alguno de estos ejemplos. Porque las cosas están como están.

      Nadie dijo que iba a ser fácil pero difícil no es imposible. La autoestima incrementa prácticamente de forma proporcional al incremento del empoderamiento personal y probablemente sea necesario que hagamos esto con nosotros mismos y con nuestra profesión. Aunque claro, esto si estamos de acuerdo en que lo que queremos generar es autonomía, contribuir a que las personas recuperen los poderes que están perdiendo o a que se generen vías de acceso para las que nunca los han tenido.

      Mucho ánimo a todas y todos y las mejores energías para seguir andando el camino.

      1. Hola Eva,
        muchas gracias por leer el artículo y por tu tiempo en redactar un comentario tan completo. Tienes razón en muchas cosas.
        Un saludo 🙂

  10. Yo también soy trabajadora social y como muchas no ejerzo en este momento pero aún así creo que habría que darle la vuelta a la tortilla y en vez de compadecernos habría que movilizarse si queremos que algo cambie. No sería muy distinto decir “¿Por qué valorar la profesión de trabajo social?” en lugar de “¿Por qué no se valora…?” En mi opinión son pequeños cambios que marcan la diferencia, hagamos ver al mundo la necesidad del trabajo social!

    1. Hola Inma,
      es cierto que hay que moverse más, y por ciudades como mínimo tendríamos que ponernos de acuerdo para montar algo.
      Quizás hayas leído este post de mi blog y ya está. Si es así te digo que llevo un año con el blog y tengo otras entradas donde explico los aportes del trabajo social. También participé en un vídeo de difusión.
      Gracias por comentar 🙂

  11. Hola Carolina:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo poco valorado que está el trabajo social.Particularmente hace 6 años que acabé la carrera y aún no he ejercido como trabajadora social, pero no pierdo la esperanza. Pienso que mucha culpa tenemos nosotros al no creernos que somos profesionales tan necesarios como otros y que no nos damos a conocer.
    Actualmente estamos intentando en mi región abrirnos paso en la mediación de resolución de conflictos como nicho de mercado para trabajadores sociales, ya que es una profesión de futuro y los trabajadores sociales no debemos dejar que los servicios de mediación sean llevados a cabo sólo por abogados y psicólogos ya que nosotros tenemos mucho que aportar.
    Los trabajadores sociales no sólo tenemos nuestro marco de intervención en lo público y en el tercer sector hay que apostar por iniciativas privadas y por nichos nuevos de empleo y que el trabajo social quede impregnado en la ciudadanía.

    1. Hola Oria,
      una de las cosas de las que no se dan cuenta los gobiernos de este país es que tener universitarios que no trabajan de lo que han estudiado es un pérdida de dinero.
      Me alegro de que vayas encontrando un camino para poder desarrollar tu vocación.
      Gracias por dejar tu comentario 🙂

  12. Yo creo que si no nos gusta lo que recibimos lo primero que nos hemos de preguntar es por lo que emitimos como profesion. Hace mas de 20 años que trabajo de TS y siento que es obligación inherente a mi labor profesional trabajar y formarme continuamente .En general leemos poco, investigamos y compartimos poco.
    Solo con el esfuerzo diario y compartiendo con otros trabajadores sociales podremos elevar nuestra disciplina al lugar que merece y abrir hueco para los proximos titulados.

    1. Hola! Yo estoy con Vuictori, en su caso lleva 20 años trabajando y la aportación que hace resulta muy interesante para el debate. Desde mi punto de vista, existe un gran número de profesionales acomodados en su puesto, que se ciñen exclusivamente a la tarea que les viene marcada desde la institución en la que trabajan (sea pública o privada), y muchas veces se limitan a ello obviando la realidad que atravesamos. No tienen conocimiento o interes por ejemplo sobre cambios en la normativa o por recursos no institucionales, en definitiva por estar al dia.
      Yo a menudo dirijo a la gente a los servicios sociales, y si bien es cierto que estos presentan gran escasez de recursos y son deficitarios, hay veces que las personas necesitan simplemente información u orientación (prestación básica) u apoyo en tareas puntuales, y la respuesta suele ser “esa no es mi competencia”. Al menos es la respuesta que me trasladan, yo soy activista en una plataforma contra la exclusión, ninguna de las personas que formamos parte somos remuneradas y desde las UTS nos mandan a gran cantidad de personas, por lo que nos vemos desbordados y acabamos haciendo asistencialismo puro y duro y no denuncia e incidencia que es nuestra finalidad.Tendría tambien una gran crítica para los colegios profesionales, pero mejor en otra ocasión 😉 .
      No es mi intención tirar piedras sobre nuestro tejado, entiendo que hay profesionales trabajando en condiciones muy deficitarias, pero trato de apelar a nuestra labor y responsabilidad profesional para llegar a un mayor reconocimiento social de la profesión.
      Gracias por tu dedicación Carolina y mucho ánimo para tod@s.
      Miriam

      1. Hola Miriam,
        la verdad es que esto de los colegios profesionales es un tema con muchas aristas que tocaré porque le tengo muchas ganas, igual que el tema del voluntariado.
        De todos modos sí, es cierto que aunque todo lo que nos pasa no es solo culpa nuestra, somos nosotros los que tenemos que intentar mejorar nuestra situación.
        Gracias por tu comentario 🙂

  13. Lo primero decir, que no es solo Trabajo Social la única carrera poco valorada, ahora mismo en España lo son la mayoría, pues mientras la poca gente que se “contrate” sea de becario sin pagarles, estarán poco valoradas, y la gente que trabaja de ello será poco valorada. En cuanto a lo de voluntariado, decir que no solo trabajo social tiene voluntariado, muchas más profesiones también hacen voluntariado y cooperación y tampoco ven nada, pero ay!, algunas de esas otras carreras parecen poco importantes si lo hacen de forma voluntaria o cooperante porque son de esas “difíciles”.

    Respecto al paro de Trabajo Social…creo que no es el único con paro enorme, los ingenieros tampoco encuentran trabajo y están emigrando a Alemania, los arquitectos igual y los pocos que siguen aquí trabajan con proyectos internacionales. El problema que veo (y leo) es que parece que solo queréis trabajar si el gobierno organiza las cosas, pero por particular poco, porque necesitáis ayudas y no os las dan, eso le pasa a todos los negocios, y creo que se llama oferta y demanda. Quizás para solucionarlo debéis ser más originales y creativos y no esperar que os lleguen las cosas si no buscarlas, como hace el resto de gente, y si no hay trabajo aquí quizás salir fuera como también están haciendo el resto. No creo que este menos valorado que otras, creo que no os sabéis buscar las castañas.

    Y en cuanto a que es que la gente no sabe en que consiste vuestra profesión o las relacionadas con sociales o humanidades… creo que también es general, ingenieros hay de muchos tipos y seguro que desconocéis lo que hacen exactamente incluso los más conocidos como aeronáutica, como para saber a que se dedica y que funciones hace el ingeniero en materiales, o incluso el arquitecto se le asocia con hacer el diseño de las casas y seguro que su función va más allá de eso. Y todas tienen más relación con lo humano y lo social de lo que la gente de sociales y humanidades creéis, quizás no es tan directo, pero son esas pequeñas cosas que hacen a la gente la vida más fácil y que no vivamos en el siglo XV. Creo que todas las profesiones son importantes, y a veces desde vuestra parte también se desprecia e infravalora el resto, quizás deberíais cambiar eso si no quereis que os hagan lo mismo.

    En cuanto a esas carreras que no consideráis tan “difíciles” quizás no lo sean tanto cierto, todo depende de las capacidades de cada uno, el problema está en que si que es cierto que mucha de la gente que hace carreras de sociales o humanidades es porque les cuesta mucho desarrollar las capacidades de matemáticas (digo algunos no todos) con lo que les queda la capacidad de razonamiento y en las ramas de ciencias ademas de esas se suelen dar las otras en la mayoría de la gente (tampoco en todas) por eso las consideran para gente más inteligentes, a mi parecer porque son más completas, (decir respecto a esto, que yo soy de las que estudia una técnica y la parte de razonamiento me cuesta, siendo más de memoria y repetición para aprender y comprender, y me parecen dificiles algunas de esas carreras porque las teóricas siempre se me complican algo más) pero lo importante es que la gente tiene que hacer lo que le apetece y quiere.

    1. Hola Técnica,
      puedo hablar desde una doble perspectiva ya que tengo los dos tipos de carreras: ciencias experimentales y ciencias sociales.
      Dices que solo queremos trabajar si el gobierno organiza cosas. No es así. Ahora hay bastante gente que está mirando de montarse lo que sea porque las salidas de siempre se han agotado. El sentido que tiene el dinero público en nuestra profesión es que nos estamos dirigiendo a una población vulnerable y excluida. Y si me dirijo a una persona sin hogar, como muchas veces es el caso, no puedo asumir que puede pagarme. Montando una empresa por mi cuenta desde luego que ya no puedo dirigirme a ese tipo de personas, sino a clases medias y altas. Que también es bueno que haya trabajo social para ellas y no solo para los más pobres.
      No se valora lo que no se conoce y en este país hay un problema de titulitis. No hacen más que salir estudios nuevos cada vez y la gente no sabe lo que son. Por otra parte, quizá tú hayas visto a alguien de ciencias sociales menospreciar a un ingeniero, yo jamás, y al contrario tampoco. La mayor parte de las veces los que más menosprecian a los de letras son aquellos que no han tenido lo que hay que tener para estudiar una carrera universitaria. Entonces sí que es muy fácil hablar.
      Unos estudios pueden ser más fáciles o menos, pero los trabajos ya son otro cantar. Para mí, trabajar con personas es lo más complicado que hay porque la casuística es infinita y nadie te enseña a trabajar con personas, al menos no en las universidades.
      Gracias por comentar.

  14. Totalmente de acuerdo con Carolina, no es cuestión de debatir o comparar carreras universitarias o cociente intelectual de unos y otros. Creo que el debate o las reflexiones deben ir dirigidas a la critica y autocrítica de lo que esta pasando en España. Una fuga de cerebros generalizada porque en España no se valora ni incentiva que los profesionales cualificados y formados permanezcan en este País. No se apuesta por la innovación e investigación, casi en ningún caso, y mucho menos si hablamos de profesiones sociales, es decir que se dirigen a las personas y a sus necesidades.

    Cada vez se delega más en las familias, en cargar a las familias con el cuidado de personas dependientes, ya tengan una discapacidad, enfermedad mental, adicción, etc. Sobrecargas que recaen en el sistema familiar, en las familias que ven mermada su capacidad de actuación y se sienten desprotegidas y desorientadas, en muchas ocasiones al no saber como resolver dichas situaciones.

    Creo que debemos iniciar formulas de trabajo cooperativo dentro de la profesión, unificar esfuerzos y compartir conocimientos y práctica profesional, eso de nuestra parte. Pero tambien pienso que los poderes públicos y el Gobierno, esta mermando el Estado de Bienestar de nuestro País en ítems tan necesarios como educación, sanidad y servicios sociales y falta movilización en este sentido de parte de nosotros como profesionales, al igual que de la población en general.

    1. Hola Mayte,
      tu comentario complementa perfectamente lo que he querido expresar en el artículo. Sobre todo en el último párrafo tienes más razón que un santo.
      Muchas gracias por comentar 🙂

  15. Hola Carolina!
    Es una pena que no se valore el trabajo social, ya que hacéis mucha más ayuda de lo que uno piensa. Yo estuve tres años con una “educadora social”, y aunque no es lo mismo hay su semejana. Pude visitar un centro abierto de menores, y ver esas criaturas allí, porque sus padres eran drogadictos o los maltrataban es penoso. Si no llega a existir este ramo ¿Qué serían de esos niños?. Y si hablamos de los desalojos ya ni te cuento.
    Menospreciar un sector laboral es de poca inteligencia, la cuestión de todo es ¿cuántas personas en este país pierden el tiempo en culturizarse y saber lo que hay detrás? Y creo que poca gente.
    El gobierno tiene la mayor parte de la culpa, es cierto, pero también lo tiene el pueblo que calla, dejan que hagan y solo se basan en palabras vacías como el gobierno, en fin no me enrollo más que veo que no paro jajaj.
    Un besote!

    1. Hola Jony,
      dentro del gran desconocimiento que hay de las profesiones sociales, existen personas como tú que sin dedicarse a ello saben por dónde van los tiros. Los estudios de Educación Social también me los planteé, aunque elegí Trabajo Social finalmente. Viendo los planes de estudio te das cuenta de que evidentemente no es lo mismo. En Zaragoza, donde estoy yo, no es fácil ver esto porque la carrera de educación social no está y hay unos cuentos trabajadores sociales haciendo el trabajo de educadores, lo cuál también tiene su controversia.
      Tú has visto de alguna manera el trabajo que se hace, un trabajo con personas. Como ya he dicho en algún comentario, no es un trabajo que genere dinero, por tanto mucha gente ni lo conoce ni mucho menos lo valora.
      Con respecto al gobierno y demás creo que ahí estamos todos de acuerdo.
      Gracias por comentar.
      Besos 🙂

  16. soy trabajadora social paraguaya. me encanto leerte. se relaciona mucho con un libro que escribi, sr titula Tal como soy! actualmente vivo en Suiza y me dedico a trabajar por las mujeres y la migracion .me gustaria conocerte. un abrazo

    1. Hola María Elena,
      si quieres ponerte en contacto conmigo para lo que sea tienes a tu disposición la pestaña del FORMULARIO DE CONTACTO. Supongo que tu experiencia en Suiza será muy enriquecedora, y ojalá allí se valoren las profesiones sociales más que en España. Me parece genial que hayas escrito un libro, también necesitamos literatura en nuestra profesión.
      Muchas gracias por comentar.
      Un abrazo 🙂

  17. Yo creo que el problema no es de la profesión, pues si cogemos el catalogo del MECD, hay estudios que están catalogados y que muchas personas disponen de un titulo oficial que no siquiera hemos oído. Yo si que creo que más o menos todo el mundo tiene un constructor social de lo que puede hacer un trabajador social, igual que todos intuimos lo que hacen otros profesionales, aunque nunca hayamos estado con uno. Desde luego no es el mismo grado de conocimiento que podemos tener de un profesor, un medico, un enfermero o un abogado, un camarero, un cajero del super… (pero es que estos los henos conocido y nos han atendido). También es cierto que yo conozco a un montón de trabajadores sociales que no saben explicar ni lo que han estudiado, ni cual es su trabajo, por lo que es difícil que la generalidad de la población lo pueda tener claro. También te diré que quien es usuario lo sabe definir mas que bien.

    Yo creo que el mayor problema no son los recortes, la mala prensa de los Servicios Sociales de base (más que merecida la mayoría de las veces), o el resto de cosas que relatas. El problema es que dentro de la Acción Social hemos creado un montón de especializaciones para dar cabida a un nicho de empleo que se desarrollo en los ochenta y los noventa, y a día de hoy se buscan personas polivalentes que sepan un poco de todo, en contra de la idea de especialización que nos contaron como puerta segura de acceso al mercado laborar. Aún así creo que la que resume todas es el Trabajo Social, ya que es una aplicación practica con el objetivo de la promoción de las personas para logra el cambio social, aplicando los conocimientos y métodos de la mayoría de las ciencias sociales, además de los propios de la profesión, claro esta. Pero eso esto es una opinión personal.

    Respecto al intrusismo profesional y las oenegés, la cuestión de base no es el voluntariado, es nuestro modelo de sociedad. Por ejemplo todos preferimos que nos arregle el grifo de casa el vecino que sabemos que es un poco manitas para estas cosas, que llamar al fontanero y que nos cobre la salida, el desplazamiento, el IVA y sus horas de trabajo. Luego no nos sorprenda que una organización del Tercer Sector que lucha por sobrevivir y llegar a sus participantes, prefiera un voluntario a un trabajador remunerado por los gastos que conlleva el segundo. Y si encima el voluntario tiene la titulación requerida ya es perfecto. Lo bueno del voluntariado es que parte de la voluntad de la persona, por lo que es esta ultima la que decide si participa o no.

    1. Lo primero que apuntas tiene que ver con la titulitis. Cada vez hay más tipos de estudios y cada vez se sabe menos de qué van. Puede que se tenga una idea de lo que es un trabajador social, pero como dices, si nunca han sido un usuario que ha estado con un trabajador social, la idea que se tiene es muy parcial.
      Lo del voluntariado es otra cosa en la que nos podemos extender todo lo que queramos. Y lo siento pero hay ciertos trabajos gratis que hacen más daño de lo que parece. Porque claro está que para lo mismo una empresa paga y una ONG busca no hacerlo. ¿Es que la pobrecita ONG no tiene pasta y la empresa asquerosamente capitalista la tiene? Pues no siempre es así.
      Gracias por comentar 🙂

  18. Hola alguien sabría decirme como esta la situación en España para el trabajador social? Ya que pienso EB mudarme porque en mi país la situación esta difícil. Espero pronta respuesta, gracias.

    1. Hola Purificación,
      la verdad es que hay estudios que la sociedad valora más que otros y eso yo creo que no nos queda otra que saberlo de antemano. Ya hace muchos, muchos años que en España los que más fácil lo tienen para encontrar empleo son los informáticos, todo tipo de ingenieros… Pero por otra parte, tampoco vamos a ser todos ingenieros ni vamos a estudiar cosas que no nos gustan porque se pasa mal. Ojo, que el que quiera estudiar una cosa que tenga mucha salida aunque no sea lo que más le gusta, pues adelante, cada uno es diferente.
      De todos modos estamos unos cuantos haciendo porque la situación en el trabajo social cambie y se nos tenga más en cuenta.
      Gracias por pasarte y comentar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s