Educación

Relaxing café con leche un año después

Hace más o menos un año que escuchamos la frase «A relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor» que Ana Botella, alcaldesa de Madrid, pronunció en su discurso del acto del Comité Olímpico Internacional. Me preguntaba quien asesoró a la alcaldesa para decir esta frase tan desafortunada. Fue un nativo, y en esta noticia lo manifiesta.

Después de mi vida en el Reino Unido, algo me chirrió en esto del café con leche y me empecé a preguntar cómo decir esto en inglés. Parecerá tonto, pero no me suena ninguna bebida que ellos conciban de la misma manera que aquí entendemos el café con leche. Lo más parecido a un café con leche que tomé alla, al menos en los bares, fue el “caffe latte“. En el país se consume café, cada vez más, pero no es lo típico original de ellos. Por lo que podido ver, la impresión que tuve es que el café en sus diferentes formas se ha hecho popular debido a la introducción en el país de las franquicias como son Costa, Nero y Starbucks, sobre todo. La elaboración de cafés se ha extendido a otros bares autóctonos, donde pidiendo un caffe latte, conseguirás algo bastante similar a un café con leche. También busqué por la red posibles traducciones y encontré varias conincidencias con mi manera de pensar.

Ana Botella pudo estar mal asesorada, pero es que no era fácil, y eso que se trataba de un simple café.

240_F_65895200_dNt5gQAppRlIv6wqMa7dcXq5JAbOA0Xd

Todo esto me llevó a reflexionar acerca de lo que sucede con los idiomas extranjeros en nuestro país para llegar a unas conclusiones quizá un poco distintas de lo que se suele decir sobre este tema. No voy a dar consejos acerca de cómo aprender un idioma. De eso ya hay mucho por ahí. Me voy a centrar en mis experiencias y reflexiones sobre el tema.

La manía de reirse de los demás

Somos así de simpáticos. Cuando estamos al lado de un español que habla un idioma extranjero el primer pensamiento es: “Qué mal habla”. Y si esa persona está en televisión, rápidamente se comenta con el de al lado en tono de burla. Es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno. ¿Acaso nosotros lo haríamos mejor? La mayor parte de las veces, las personas que más critican son aquellas que no han hecho el más mínimo esfuerzo por aprender un idioma.

El sistema educativo no ayuda

Ni qué decir tiene que el sistema educativo tampoco ayuda. Ahora hay mucho “colegio bilingüe“, que como suele pasar, quieren que salga adelante a coste cero. Hay pocos colegios que cuenten con nativos, que es lo interesante para aprender. De todos modos, la basura actual es un poco menos basura que lo que tuvimos en mi generación. Fue la generación de la transición inglés-francés. Esto implicó en bastantes ocasiones que los profesores de francés se convirtieron en profesores de inglés. Así que ya podemos imaginar el inglés que aprendimos.

Por supuesto que aquí siempre tenemos excepciones y muchos profesores de idiomas españoles lo hacen estupendamente. Cuando iba al instituto había profesores de idiomas que se reían de los alumnos cuando no pronunciaban bien. Por fortuna, conozco actualmente varios profesores de idiomas jóvenes con una gran vocación para transmitir conocimientos y valores.

Lo que cuesta aprender un idioma

Acerca de lo que cuesta aprender un idioma, es muy difícil decir, cada persona es diferente. Voy a plasmar aquí las sensaciones que tuve “in situ”.

Lo que cuesta aprender un idioma es sinónimo de sudor y lágrimas, en general. Llegas allí y te puedes encontrar con un acento que no tiene nada que ver con lo que estabas acostumbrado. Lo primero que yo me encontré fue el acento de Liverpool. Me pregunté si eso era inglés o qué narices. Si conocéis ese acento y escucháis a The Beatles cantando, veréis que aunque son naturales de allí no cantan así. Eran tíos listos y sabían que con el acento de Liverpool no se vende un disco ni medio. 

Más dificultades añadidas es el tenerte que ver en situaciones de la vida misma, que no tienen nada que ver con lo que nos han contado en las clases. Incluso posiblemente en España, al ser españoles, no nos hayamos visto en ciertas tesituras. ¿Qué te puedes encontrar a la hora de comenzar tu vida en otro idioma?

– Busca piso: Por teléfono, agencias inmibiliarias, etc.

– Contrata todo lo que necesario para poder vivir allí: agua, electricidad, gas, todo esto por teléfono.

– Ponte a buscar trabajo: cartas, currículum, entrevistas.

– Si es un país no anglosajón, inscríbete en el ayuntamiento.

– Puedes necesitar ir al médico y explicarle tus síntomas. Os lo dice alguien a quien le ha tocado embarazo, parto, seguimiento y urgencias con el rey de la casa.

Como he dicho, puede suceder que tengas que hacer todo esto y no entiendas ni torta, con lo que el sudor y las lágrimas inundarán tu cara los primeros días.

La importancia de la pronunciación correcta

El chaval que pronuncia bien es blanco de todas las burlas. El pedante. A ese le entenderán cuando salga de España.

El inglés es un idioma con bastantes irregularidades en la pronunciación que muchas veces no se tienen en cuenta.

Consejo: Si te sale una palabra que no conoces y puedes consultar cómo se pronuncia, hazlo antes de meter la pezuña hasta el núcleo de la tierra.

Conozco un caso real de unos españoles que fueron a urgencias por un ataque de gota, que en inglés se escribe “gout”. Pero ellos la pronunciaron de la misma manera que “goat”, que significa cabra. Pasaron del “ataque de gota” al “ataque de cabra”.

Hasta aquí ha llegado mi aportación de hoy, sabéis que los comentarios está ahí para añadir vuestra aportación. Cuando estaba en el Reino Unido, los españoles solíamos pensar que los hispanohablantes de América venían con mejor nivel de inglés que nosotros. Por eso me gustaría lanzar el guante a los hispanohablantes de América. ¿Cómo os véis vosotros en lenguas extranjeras?

Gracias por llegar hasta aquí y participar 🙂

Anuncios

14 comentarios sobre “Relaxing café con leche un año después

  1. Si la verdad es que es complicado lo del idioma de la reina madre. Yo la verdad, cuando escuché a esta señora diciendo esto, no solo me burlé de como hablaba (que también) sino que fui más allá y pensé justamente en los asesores (hoy con un veintitantos por ciento de sueldo más ricos) y que habrían querido hacer un guiño a nuestra cultura, precisamente por lo que tu dices porque encontrar café con leche, pero café con leche del del bar del barrio, por allí pues no se yo.
    Personalmente creo que debería haber salido un “pedante” uno de los muchos con los que seguramente cuenta este país y aunque seguramente alguien hubiera dicho mira que ñoño el tío, hubiera sido mucho mejor, o si no que hubieran contratado a un humorista para exponer las bendiciones de nuestro país, como en el anuncio de Campofrío.

    1. Hola Azu,
      la verdad es que fue todo un espectáculo ver expresarse en inglés a esta señora. Podía haber hablado en español sin problema. Me recuerda algún vídeo de hace años con Franco leyendo un texto en inglés, hacen una pinta parecida. Y lo que dices, ya que hay asesores pagados, pues que se note lo que les pagan.
      Gracias por comentar 🙂

  2. Hoy es uno de esos días en los que la actualidad le da otro sentido a un post determinado. Ayer, Ana Botella anunció que no se iba a presentar a la alcaldía de Madrid; y ese cafetito del que se habla en el post ha tenido algo que ver con ello…

  3. Yo creo que hay dos cuestiones distintas:

    – Por un lado de Ana Botella no nos reímos porque fuera una española mal hablando el ingles, como nos pasaría a muchos, yo incluido. Nos reímos de ella, porque su frase y su discurso entero fue un sinsentido completo. La entonación emotiva, lo del cafe con leche en el Madrid de los Austrias. Es una persona expuesta a la critica pública, y ese día la bordo. Yo siempre me acordare de aquel ridículo y de otro día que le dio por decir toda emocionada, que los tres principios del ideario de su partido eran: Grecia, Roma, el cristianismo y Europa. Una pena que ayer decidiera no presentarse. También fueron de ordago las explicaciones del asesor pagado por todos que le había escrito el discurso.

    – Respecto a los idiomas en nuestro sistema educativo estoy de acuerdo tanto en lo que relatas de nuestras formas de actuar, como lo complicado que resulta ir con el ingles del instituto a un país anglosajón. Empezando porque el ingles que nos enseñan, nada tiene que ver con el que se utiliza en el día a día. Yo he viajado varias veces a Irlanda, y entre que el ingles siempre ha sido mi asignatura pendiente (literal y figuradamente) y que los irlandeses pronuncian distinto a la pronunciación de las clases, era todo un show. Por suerte son gente maja y al final si las dos partes nos queremos entender estando de vacaciones es fácil hacerlo. Otra cosa es vivir allí, ya que se juntan todas las dificultades que relatas.

    Yo en este tema siempre me acuerdo de los inmigrantes senegaleses o de cualquier otra nacionalidad que vienen a vivir aquí, lo deben de pasar bastante mal, ya que a las mismas barreras que tenemos nosotros en el mundo anglosajón se le juntan además la de los papeles y la exclusión.

    1. Hola Diego,
      desde luego, si la Sra. Botella no se presenta, seguro que quien la suceda nos hará reir menos. Aunque intuyo que mucha gente en Madrid sentirá una gran alegría porque no se presente 🙂
      A mí me pasa un poco como a tí, como he vivido las dificultades del idioma, en parte me puedo poner en su lugar y tiene que ser muy difícil. Yo al menos no tuve que pedir permisos de residencia. Si la burocracia sin eso puede hacerse muy pesada, con los trámites de extranjería es de tener más paciencia que un santo.
      Gracias por comentar 🙂

  4. Hola Carolina!
    Vamos a ver. Lo de la burla de Ana Botella, no creo que la gente se riera de ella por su famosa frase. Lo que sucede, es que los políticos españoles de las altas esferas ganan mucho dinero y son la imagen de un país. Gracias a ella los demás países pueden tener un mal concepto de los españoles (aunque en realidad la sociedad no es tonta).
    Con esto intento decir, que hoy en día hay personas conmayores capacidades linguísticas y seguro de estudios también que supera con creces a Ana Botella y que en cambio esta en el paro.
    Si eres político importante esos mínimos tendrían que estar establecidos 🙂
    Un besote!

    1. Hola Jony 🙂
      tienes mucha razón. Por supuesto que hay gente que sabe idiomas y tiene más estudios que esta señora y no encuentran trabajo. Pero ya sabes en este país lo que se valora. El que tiene padrino es el que se bautiza.
      Gracias por comentar.
      Besos 🙂

  5. Interesante artículo :).

    ■ Primera parte: Lo de Ana Botella (y su asesor) no tiene ninguna justificación. Cuando estás dando un discurso de esa magnitud, no vale que te pongas a hablar en una especie de “espanglish” de invención propia, por muy difícil que sea traducir el concepto en cuestión. Me indigna muchísimo ver a políticos (sean del partido que sean y sean del país que sean) que no hablen lenguas extranjeras: puedo entender que tengan mala pronunciación, pero en mi opinión que sepan comunicarse efectivamente en otros idiomas debería ir con el sueldo.

    ■ Segunda parte: Lo de aprender un idioma extranjero está claro que es dificilísimo. Por experiencia propia puedo decir que hay que dedicarle mucho tiempo, mucho esfuerzo y muchos momentos de reflexión; hay que leerlo mucho, escucharlo mucho y comunicarte mucho. No hay ninguna fórmula magistral.

    ■ Tercera parte: Lo de los colegios/institutos bilingües es algo puramente nominal, casi me atrevería a decir que es una manera “moderna” de segregar a los estudiantes, y que en la mayoría de casos no sirve para que los alumnos aprendan idiomas. Tener profesores de refuerzo nativos no sé hasta qué punto es la solución, pues no se les puede exigir que dominen todas las materias, y si no puedes profundizar en las materias, ¿qué sentido tiene que se impartan en otro idioma? En lugar de eso, me gustaría que implementaran mejor las asignaturas de inglés/francés… para que realmente se aprendiera el idioma, y no sólo unas cuantas reglas gramaticales aprendidas de memoria que luego no te sirven para ir al médico, como tú bien decías.

    1. Hola marsar,
      sobre estas cosas hay opiniones para todos los gustos. Hay quien piensa que los políticos no tienen por qué saber idiomas, que para algo están los intérpretes y traductores. Sea lo que fuere, aquel discurso tenía que haberse llevado de otra manera para evitar el ridículo.
      Aprender idiomas, bueno, recuerdo cuando estaba en RU y miraba un foro de españoles expatriados y había gente que llevaban en el país 8-10 años, y no se consideraban bilingües.
      Del tema del bilingüismo en las escuelas solo puedo hablar de lo que veo en Zaragoza. Ahora hay mucho de eso, creo que un bilingüismo bastante de pacotilla. Los colegios bilingües mejores son los que tienen el convenio con el British Council, que no sé si dicho convenio seguirá con los recortes. De estos últimos sí por lo que he leído los padres salían contentos con el nivel de inglés que adquirían sus hijos. Estos colegios eran varios públicos, pero ya te digo, también vi noticias de que igual lo quitaban porque era caro.
      Muchas gracias por comentar 🙂

  6. ¡Saludos Carolina! Tarde pero seguro. Como ya se ha dicho bastante de la primera parte me enfoco en la última que me compete directamente. Además de la cercanía con los Estados Unidos y toda su cultura, en Latinoamérica hay algunos elementos que favorecen el aprendizaje del idioma o, al menos, la cercanía con las palabras del mismo: no tenemos doblaje de películas. Escuchamos música en inglés, vemos las películas con subtítulos y tenemos las series americanas de la misma manera. Estoy convencido de que esto marca de verdad una diferencia porque tenemos el oído mucho más acostumbrado a la pronunciación, de manera que si alguien estudia el idioma con un mínimo interés tiene ya una parte importante a su favor. Por lo demás, los políticos deberían aprender la diferencia entre lo simpático y lo ridículo. Ellos caen con mucha facilidad en lo segundo si, de entrada, no consideran la pertinencia de una candidatura de esa naturaleza en un contexto que amerita atención urgente de otro tipo de temas. Pero eso también pasa del otro lado del charco. Si no me crees busca por ahí un vídeo del presidente de México hablando en inglés para alegrarte el día. 😛 ¡Un abrazo!

    1. Hola Carlos,
      Pues mira, yo pensaba que OS doblaban las películas y series, como aquí. Es que recuerdo haber visto dibujos animados con doblaje con acento latino y en España lo que se comentaba es que venían dobladas desde México. Pero veo que me equivocaba. Desde luego el no tener doblaje te hace espabilar más el oído. Igual te has dado cuenta de que los portugueses entienden español mejor que nosotros el portugués por esto mismo.
      Gracias por comentar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s