Trabajo Social

Trabajo Social con Grupos y técnica de presentación

Normalmente solemos imaginar a profesionales como psicólogos y trabajadores sociales en un despacho en el que entran personas por turnos. El profesional atiende de uno en uno. Pero también existe la posibilidad de trabajar en grupo. El estudio de este tipo de Trabajo Social constituye una disciplina científica en sí: EL TRABAJO SOCIAL CON GRUPOS.

El trabajador social que se enfrente a un grupo debe dominar la dinámica de grupos, esto es, los procesos e interacciones dinámicas que se pueden dar. La dinámica de un grupo varía conforme este se desarrolla a lo largo del tiempo. Dentro de los grupos se establecen varios procesos, por ejemplo:

– El propio desarrollo y evolución del grupo.

– La influencia que ejercen los miembros del grupo, unos sobre otros.

– Los patrones de comunicación (atención también al lenguaje no verbal!!!).

El trabajador social, en solitario o con un equipo, tiene un papel fundamental en el diseño, puesta en marcha, gestión y evaluación del grupo. Los grupos pueden tener finalidad terapéutica o estar orientados a la realización de una tarea.

En cuanto a la interacción dentro del grupo, el trabajador social será el líder en el caso que nos ocupa, pues es quien va a conducir al grupo hacia el objetivo establecido. Este líder o animador interaccionará con el grupo de distintas maneras entre las que podemos distinguir las siguientes:

– Hay momentos en los que acapara el protagonismo. Entonces la comunicación va del líder hacia cada persona y de cada persona hacia el líder.

– A veces el líder interaccionará de manera prolongada con una de las personas del grupo mientras el resto observa.

– En otras ocasiones, las personas del grupo intervienen por turnos.

– Cuando las personas participan en la comunicación de manera responsable, sin necesidad de establecer turnos.

Como he comentado al principio, el Trabajo Social con Grupos es una disciplina científica, con lo que podemos encontrarnos bibliografía de lo más variada sobre esto. Pero ahora me voy a centrar en cosas más prácticas. ¿El Trabajo Social con Grupos se aplica? Voy a dar ahora unas situaciones prácticas en las que algunos trabajadores sociales lo han hecho. Nacho Santás tiene una serie de entradas sobre esto. También Eladio Ruano habla del seguimiento grupal de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Aunque aquí nos hayamos centrado en lo que es la labor de un trabajador social con un grupo pequeño de personas, hemos de tener también en cuenta que en nuestra vida diaria estamos integrados en grupos. Y estos grupos pueden generar dinámicas de ayuda o bien dinámicas de carácter negativo. Como ejemplo de estas últimas tenemos a todo tipo de grupos violentos, a quienes por desgracia todos conocemos de sobra.

Dicho todo esto, presento a continuación la parte que puede considerarse más entretenida. Se trata de las técnicas utilizadas en el Trabajo Social con Grupos. Estas técnicas serán unas u otras dependiendo de la fase en la que se encuentre el grupo. Se utilizan para que los participantes adquieran una conciencia de grupo y eso les facilite el trabajo posterior y la participación en el grupo. Tenemos técnicas de presentación, técnicas de conocimiento y confianza, técnicas para el crecimiento grupal, técnicas de creatividad grupal, técnicas de animación para el análisis de problemas, técnicas de evaluación, etc.

fotolia_65055032

Describo a continuación una de las posibles técnicas que se pueden llevar a cabo cuando estamos en la fase inicial de un grupo. Se trata de una técnica de presentación, para romper el hielo cuando la gente no se conoce.

Antes de empezar hay que cuidar los preliminares. Que la sala donde se desarrollará la reunión esté limpia y ordenada. Es bueno que haya bebidas disponibles, y conforme va llegando la gente se les puede invitar a servirse algo, al menos es lo que yo haría.

Cuando ya estén todos, o bastantes, se empieza con la presentación por parte del animador. Las personas tendrán que agruparse por parejas. Preferentemente, desconocidas entre sí. Durante diez minutos se entrevistan entre sí. De vuelta al gran grupo, cada uno presenta a su compañero. Nadie puede presentarse a sí mismo.

En estas ocasiones, una de las dificultades puede surgir porque hay personas a las que avergüenza hablar delante de mucha gente que no conocen. Pero a mí todo esto me encanta 🙂

¿Habéis experimentado algo similar con un grupo de personas desconocidas? Todo lo que queráis aportar, hacedlo en los comentarios 🙂

 

PD: He añadido una nueva página al blog. Se trata de enlaces a recursos sociales en Aragón. En la parte superior, bajo el título, la tienes disponible. Iré poco a poco actualizándola.

Anuncios

22 comentarios sobre “Trabajo Social con Grupos y técnica de presentación

  1. Aunque los problemas son individuales, las soluciones son colectivas. Y en la mayor parte de los casos, la propia Administración forma parte del problema. Ya son conocidos los casos de desviación de recursos públicos a partidos o sindicatos; cuando no a bolsillos particulares.

    Me parece bien la figura del trabajador social como facilitador. Pero si se pone como líder, va a tener problemas, cuando la gente se empodere de su situación; ya que vive de la Administración y como decía antes, ésta forma parte del problema….

    1. Bueno #Jerby, el Trabajo Social con Grupos tiene muchas perspectivas.
      Puede ser, por ejemplo, que seas trabajador social en una asociación de discapacitados y pienses en reunir a las familias para que se conozcan y puedan intercambiar experiencias. No hay nada mejor cuando tienes un problema que saber que no estás solo. Entonces se pueden preparar y estructurar unas reuniones grupales. Esta finalidad es una de tantas otras.
      Al que dirige el grupo se le puede llamar líder, animador, o como se quiera. Pero tampoco tiene que ser una figura necesariamente autoritaria. Si vas a una terapia grupal, sobre todo el primer día, no sabes lo que vas a encontrar allí, por tanto es necesario que alguien te explique el objetivo. Aun así, en cualquier reunión a la que vas, es necesario que alguien de alguna manera la conduzca. Yo he tenido miles de reuniones en mi vida, y si algo está claro es que alguien tiene que llevar la voz cantante de alguna manera, tener claro lo que se va a hacer y conducir a los demás hacia ello, si no, las reuniones son una pérdida de tiempo.
      Y por supuesto que alguien puede rebotarse en el grupo, para lo cuál hay que estar preparado 🙂

      1. Creo, como comentas Carolina, que al principio la persona que dinamiza tiene un papel destacado y es un objetivo en si mismo que este papel se vaya difuminando…eso significaría que el grupo funciona y las personas participantes pasan de un papel pasivo a uno activo. Y no hay que tener miedo a que esto pase.

  2. Me encantó esta asignatura de Trabajo Social con grupos, las técnicas que comentas son maravillosas además que apoyo ese trabajo y también con Comunidad, en grupo también se pueden buscar soluciones a problemas incluso individuales.
    Un saludo!

  3. Aunque has hecho una exposición teórica impecable, me recuerda a la de los libros de la universidad, se nota que quien lo escribe ha investigado en miles de biliotecas sobre el tema, pero nunca ha estado en un grupo y si lo ha estado ha sido de nivel científico y profesional. No digo que sea tu caso ni mucho menos, solo digo lo que he percibido subjetivamente tras leer el post. 🙂

    El tema de trabajar con grupos de personas es de lo más complicado que existe, siempre se olvida la variable más fundamental, las personas en interacción generamos sentimientos que nos condicionan, a veces para bien y a veces para mal. Esto lo marca y lo determina todo, Aún así creo que es de los campos que menos se enseña en las disciplinas sociales y que más importante es, pues “el ser humano, es un ser social” y vivimos en grupos.

    1. Hola Diego,
      si no te lo he dicho nunca, sí que tengo experiencia en dirigir grupos. Como también sabes, esto de los blogs es muy personal. Cada uno escribe en definitiva lo que le da la gana y le da el enfoque que cree más conveniente. La parte de arriba de la foto es teórica, pero dentro de todo lo teórica que puede ser, he plasmado la parte de teoría que más he podido ver en todo lo que ha sido mi experiencia práctica, lo que pienso que puede valer para la gran mayoría de los grupos, y otras cosas que he leído de experiencias prácticas de trabajadores sociales llevando grupos. Aunque hay cosas que son muy teóricas, te puedo asegurar que si no todas, la grandísima mayoría de las cosas que escribo las he podido de alguna manera ver en la práctica.
      Es cierto que deberíamos tener más práctica relacionada con lo que estudiamos, que en la universidad no se nos enseña a trabajar con personas y eso es lo más difícil que hay, porque cada persona es un mundo al igual que cada grupo es un mundo. Pero, lo que hay al menos ahora, es que nos dan unas pautas teóricas y tenemos que ser nosotros los que nos busquemos la vida para aplicar esa teoría. A mí hasta el momento lo que más me ha llamado la atención de lo estudiado es lo que he podido de alguna manera experimentar, que son muchas de las cosas que he ido publicando aquí.
      La segunda parte sí que es práctica y yo la he hecho, aunque así explicado queda muy frío.
      Gracias por comentar 🙂

      1. En ningún momento pretendía poner en duda tu aplicación practica o tu estilo, como bien dices es libre y cada uno tiene el suyo. 🙂

        Si que la educación formal esta a años luz de trasmitir conocimientos y vivencias, y se queda en la mera memorización y repetición. Camino fácil para el formado y sin sentido para el alumno. Las bases teóricas son necesarias para la practica, desde luego, pero tampoco es garantía de nada aprenderse un montón de conceptos sobre el trabajo social con grupos o cualquier otro tema y que cuando te pongas a ello, no los recuerdes y no sepas por donde empezar. Al final no tienes una base teórica que poner en practica.

      2. Lo ideal sería que cuando nos viéramos en la necesidad de algo que vemos relacionado con la teoría, mirarnos esa teoría. Aunque normalmente lo que necesitamos de teoría son cuatro cosas en comparación con lo que nos meten cara a exámenes y trabajos.

  4. Hola Carolina!
    Por lo que he entendido en este post, los trabajadores social podrían o son psicólogos tanto en grupo o en colectivo. Aunque para mi lo deberían ser, ya que están ayudando a muchas personas 🙂
    Un besote!

    1. Hola Jony,
      el Trabajo Social, al menos estudiándolo, sí que se basa bastante en la psicología, se estudian muchas asignaturas de psicología. El que no tenga su parte de psicólogo la debería tener, te doy toda la razón en eso, al menos la dimensión empática, la escucha activa, es muy importante cuidar esto. Si no, te quedas en gestor de recursos, papeles y más papeles, y eso no es lo que contrubiye de verdad al cambio social, que es una de las características de la profesión.
      Gracias por comentar.
      Besos 🙂

  5. Carolina, muchas gracias por la mención en tu blog, llevo mucho retraso en la lectura de blogs pero aquí estoy. A mí me gusta mucho el trabajo con grupos, de hecho la próxima semana tendré una sesión de seguimiento de renta de ciudadanía grupal en la que trabajaremos algunos temas que son importantes y que se pueden trabajar en grupo, ya te contaré.
    Y respecto a lo que he leído en comentarios, también creo que la parte psicológica de nuestro trabajo es fundamental, somos profesionales de la relación de ayuda y utilizamos muchas herramientas que vienen de la psicología, de hecho creo que deberíamos tener más formación en ese aspecto y también reciclarnos mucho por nuestra cuenta.
    Gracias guapa, muy buena entrada, un abrazote!!

  6. Buena entrada. Sencilla y sin entrar en muchos detalles pero si que marca algo claro que yo siempre defiendo: cuando trabajamos con grupos, sea desde el objetivo que sea, podemos aplicar los conocimientos aprendidos en este aspecto. Es decir, yo que hago talleres formativos, estos los enfoco como un proceso grupal más. Es cierto que están claro el inicio y el final y el objetivo no es terapéutico como tal… Pero es que acaso aprender no resulta “terapéutico” y te hace crecer como persona (además como profesional)? Por eso, siempre tengo un ojo puesto en el grupo, sus necesidades, su dinámica, su momento, los sentimientos… Porque cuanto más caso haga a todo esto mejor será el aprendizaje de los participantes.
    Para acabar, con respecto al tema dinámicas de presentación. Por el tipo de formación que doy, a mí me gusta hacer algunos juegos o dinámicas que impliquen más actividad y “perdida de vergüienza”, porque implican, a su vez, mejora de la confianza grupal. Si hace algo que puede resultarte ridículo delante del grupo y ves que el resto no se rien, que no pasa nada malo, hace que te sientas más cómodo para compartir y te abras más. Y creo que, esto también podría aplicarse en otros contextos de trabajo con grupos, que sería muy positivo.

    1. Hola Israel,
      ya sabes que en esta disciplina puedes entrar en todos los detalles que quieras, yo he preferido dejar las pautas que pueden servir para todo tipo de grupos. Y por supuesto no solamente para los grupos que de manera profesional puedan dirigir trabajadores sociales y/o psicólogos.
      Las técnicas de presentación, la verdad es que así descritas parecen muy sosas, pero llevándolas a la práctica hacen que la gente se una más, acabas los talleres como si conocieras de toda la vida a esas personas. A mí me pasó cuando hice un cursillo de estas cosas hace muchos años.
      Gracias por aportar tu experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s