Psicología Social

Psicología Social Práctica (II): El Prejuicio Racial

Recordad que hace unas semanas veíamos el choque cultural en estos artículos que llamo psicología social práctica. Hoy pondremos el ojo en algunas de las teorías de los psicólogos sociales acerca del racismo y el prejuicio. Vamos con ellas.

Racismo aversivo (Gaertner y Dovidio)

  • Defensa de un tratamiento igualitario y justo hacia todos los grupos
  • De forma consciente y cuando es posible controlar la conducta se tratará de no discriminar.
  • Buenas intenciones pero inconscientemente se hace presente el sentimiento de incomodidad hacia los grupos minoritarios.
  • Cuando el contacto interracial es inevitable, se experimenta ansiedad e incomodidad, por lo que se trata de retirarse de la situación lo antes posible.
  • Como parte de la incomodidad se debe a la preocupación por comportarse de forma inapropiada y prejuiciosa, se adhieren a reglas y códigos de conducta establecidos en las situaciones interraciales y que no pueden evitar.

Racismo moderno (McConahay)

  • Se identifica el racismo con las características del prejuicio tradicional (creencia en la inferioridad genética de los grupos minoritarios, apoyo a la segregación).
  • Considerar que en la actualidad no existe discriminación hacia los grupos minoritarios, que tienen igualdad de oportunidades en todo.
  • Creencia de que las demandas de estos grupos son excesivas y que se les da más de lo que merecen.
  • No considerarse racistas, ya que sus creencias son hechos objetivos.

Prejuicio sutil y manifiesto (Pettigrew y Meertens)

Prejuicio manifiesto:

  • Rechazo abierto
  • Percepción de amenaza a los recursos propios
  • Rechazo al contacto y a las relaciones íntimas o cercanas

Prejuicio sutil:

  • Defensa de los valores tradicionales (ética protestante), junto con la percepción de que el grupo minoritario no los respeta y recibe favores inmerecidos.
  • Percepción exagerada de las diferencias culturales, lo que permite justificar la inferioridad social del grupo minoritario, porque percibe una inferioridad cultural en lugar de genética.
  • Se evita expresar emociones abiertamente hostiles (no se quiere parecer una persona prejuiciosa) pero tampoco se experimentan emociones positivas hacia el otro grupo.

Fuente: Psicología Social (Cuadrado Guirado, Fernández Sedano y cols.). Editorial: Sanz y Torres

DSCN0321

Mi punto de vista: Quizá sea verdad que los racismos se curan viajando

Recuerdo el típico viaje del instituto. Fuimos a París. Una de las cosas que más me llamó la atención en aquel momento fue que en París había muchos negros. En Zaragoza apenas se veían. Esto fue a principios de los 90, y la inmigración en España tuvo su boom ya en el siglo XXI. La situación para nuestros vecinos del norte de Europa es muy diferente. Hablaré ahora de los países que conozco.

En Bélgica, es normal ver en cualquier ambiente y trabajo personas de origen congoleño y burundés.

En el Reino Unido, los ciudadanos hindúes ya empezaron a establecerse allí en el siglo XIX. También es lo más normal ver en cualquier ambiente a personas de raza negra, africanas y caribeñas.

En ambos casos, se nota la presencia predominante de los ciudadanos nacionales de países que fueron antiguas colonias.

Estando en el Reino Unido me llegaron las noticias de los disturbios en un barrio cercano a París, Clichy-sous-Bois. Ese barrio tiene muchos extranjeros y desempleo. Una de las quejas de los jóvenes residentes allí era que se les discriminaba por su origen cara a conseguir un empleo. Se sentían tan franceses como cualquiera, pero su nombre y color de piel decían lo contrario. Dejo aquí un enlace a lo que sucedió, quizá alguno de vosotros recodéis algo.

Recuerdo asimismo un caso similar. Contaba su historia en un foro. Se trataba de un hombre español nacido en España de padres marroquíes. Lo que quería era cambiarse el nombre porque era consciente de que en España se le había discriminado por ello. Era economista y solamente había conseguido empleos temporales en la administración pública.

No creo que España sea un país ni más ni menos racista que otros. Pero he de reconocer que en ocasiones sí me ha parecido un país racista en comparación con los que han sido mis países de acogida. Concretamente he visto lo siguiente, sin ánimo de generalizar, que cada uno somos diferentes:

– No estamos acostumbrados a tratar con personas de otras culturas.

– Se ve raro el hecho de que una persona no blanca sea española. Hay personas que no blancas nacidas en España y que han hecho aquí toda su vida. Pues hay quien les dice que no pueden ser de aquí.

– Por esta razón, el no blanco es extranjero y no están en el mismo nivel que los nacionales. No tienen nuestros valores. No son de fiar. Son más sucios. Cuando en un colegio hay mucha inmigración, los padres nacionales suelen ir por un lado y los extranjeros por otro. Hablan el español que hablan, excepto los latinoamericanos, estos sí suelen juntarse más con los españoles.

De todas formas todavía la inmigración en nuestro país es relativamente reciente y quizás no ha habido tiempo de que los ciudadanos de origen extranjero se hayan podido hacer realmente presentes en todos los ambientes. Se asocia a las personas de otras razas con trabajos como la construcción, la hostelería, la limpieza… Esperemos que dentro de un tiempo estén integrados en todo tipo de profesiones, en partidos políticos, etc.

Caso aparte son los niños. No es lo normal que tengan este tipo de prejuicio. Los adultos ya es otra cosa…

Sin creerme superior a nadie ni el colmo de la tolerancia, creo que el hecho de haber vivido en otros países ha hecho que me acostumbre a ver “de todo”. Me han atendido médicos de todos los colores. Y aquí si eso no es así de momento, tengo claro que será y tendremos que acostumbrarnos a que lo sea. Probablemente se den casos de personas que no quieren ser atendidas por profesionales no blancos y lo manifiesten abiertamente. Al igual que habrá otras que lo toleren pero en el fondo se sientan incómodas por ello. Aquí es donde podemos ver con claridad los postulados de las teorías antes descritas.

Aquí termina mi intervención, y ya es hora, por cierto. Los comentarios son vuestros para transmitir vuestra opinión, preguntas, dudas y/o experiencia.

Anuncios

11 comentarios sobre “Psicología Social Práctica (II): El Prejuicio Racial

  1. ¡Saludos Carolina! Un gran aporte de tu parte. De nuevo me haces recordar mi propia experiencia como extranjero. A muchos de nosotros nos ha pasado que cuando decimos nuestra nacionalidad nos dicen algo como: ah, pues no pareces mexicano. Una respuesta muchas veces inocente, pero que refleja un prejuicio de carácter racista sumamente arraigado. Algo que no es exclusivo de este lado del charco. Tenía un amigo de los Estados Unidos que me confesaba que cuando llegó a España se sorprendió de que hubiera tanta gente con estudios que hablaba español. Él estaba acostumbrado a tratar con los campesinos mexicanos que se ven obligados a abandonar todo para ganar un poco más de dinero. Así las cosas. ¡Un abrazo! 🙂

    1. Gracias por comentar, Carlos.
      Me pregunto por qué te decían eso de que no pareces mexicano. ¿Porque haces la tesis doctoral? ¿Porque no vas con un mariachi? Y si es por el físico, en Inglaterra conocí mexicanos y físicamente había de todo. Además, esto de los extranjeros va por barrios. En el mío hay muchos, y cuando gente de otros barrios viene al mío están en un tris de llamarlo “harlem”.
      En fin, no perdamos la esperanza de avanzar hacia la tolerancia.
      Un abrazo 🙂

    1. Gracias #Jerby 🙂 por el apunte.
      SOS Racismo está incluso en Francia. La frase que he escrito en la foto que veis es un slogan que sacó esa organización en Francia, la cuál se hizo bastante popular 🙂

  2. Hola Carolina!
    Yo particularmente pienso, que no importa la condición ni el color de piel de una persona, sino como es.
    Otro dato que quisiera añadir, es que vivo en un barrio que hay mucho inmigrante y, aqui la conviviencia al principio era difícil, peor ahora más o menos ya todos están establecidos. Es extraño ver peleas de inmigrantes con españoles en el barrio donde vivo.
    Pero si quería apuntar, que no siempre el blanco es racista, muchas veces personas con un color diferente también lo son. No es excusar a nadie, lo que si intento decir, que quizás, en vez de culpar siempre a los blancos, deberíamos focalizar el problema en general. Un claro ejemplo, sería el barrio del Bronx de estados unidos, donde los blancos corren un serio peligro.
    Ojalá el racismo se acabe de una vez. Vida solo hay una, y vivir con odio no es vivir 🙂
    Un besote!

    1. Hola Jony 🙂
      en mi barrio también hay muchos extranjeros. Los problemas de convivencia nunca han existido, lo más que pasó fue que había muchas prostitutas negras por la calle. Pero la gente protestó y aquello terminó. Lo más que ocurre son las habladurías de la gente. Que vienen a quitar el trabajo, que las ayudas solo son para ellos. Luego hay colegios con casi el cien por cien de extranjeros a los cuáles casi ningún nacional quiere llevar a sus hijos.
      Tienes razón en lo que apuntas, por supuesto que hay racismo de negros hacia blancos. No lo he nombrado explícitamente porque quería mencionar sobre todo mi experiencia.
      Gracias por participar.
      Besos 🙂

  3. Al final las diferencias de nacionalidad es un criterio de clasificación en función de los intereses económicos de los que mandan, todos somos personas y tenemos las mismas necesidades que intentamos cubrirlas con los medios de que disponemos.

    El racismo y la xenofobia como todo, se educa desde los medios de control social: familia, escuela, mass media, entorno… igual de inmigrante es un negro del Oliver nacido en Mozambique, que Ronaldo o la Reina Sofia…

    1. Igual de extranjeros son unos u otros, es cierto, pero unos son más aceptados que otros. Esto igual será más clasismo que otra cosa. Si todo el que viene a España viniese a las universidades, por ejemplo, me parece que los comentarios que nos llegan de la inmigración serían distintos.
      Gracias por el comentario 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s