Sanidad·Seguridad Social

No confundas los médicos con la Seguridad Social

Qué mal funciona la Seguridad Social. Cuanta lista de espera.

A qué médico vas, ¿a particular o al de la Seguridad Social?

salud

Esta forma tan común de expresarse lleva consigo un cierto error. Sanidad y Seguridad Social son dos sistemas distintos. Todo lo relacionado con la salud está integrado y gestionado por el Sistema Nacional de Salud. No por el de Seguridad Social.

¿Por qué esta confusión?

No tengo una respuesta totalmente cierta y segura. Por una parte, lo más frecuente es que nuestro número asignado en la Seguridad Social aparezca en nuestra tarjeta sanitaria. Lo cuál siempre nos lleva a equiparar ambos sistemas. Por otra, en la legislación preconstitucional sobre el tema en cuestión la asistencia sanitaria quedó configurada como una prestación de la Seguridad Social. Posteriormente, en la Ley General de Sanidad de 1986 es donde se crea el Sistema Nacional de Salud, que integra todas las funciones y prestaciones sanitarias.

¿Qué hace entonces la Seguridad Social?

Sobre todo, se encarga de gestionar prestaciones económicas. Un ejemplo de estas son las pensiones de jubilación, contributivas y no contributivas. Pero hay muchas más.

segsocial

Financiación

He aquí otra fuente de confusión. Un trabajador tiene un salario del que se quita una parte para el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otra parte para cotizaciones a la Seguridad Social. Estas últimas cotizaciones son para contingencias comunes, formación profesional ocupacional y desempleo. Los empresarios también pagan a la Seguridad Social por conceptos distintos.

La Sanidad no se financia a través de las cotizaciones de los trabajadores a la Seguridad Social (lo que nos quitan de la nómina para la Seguridad Social). Hace un tiempo que la financiación del Sistema Nacional de Salud se separó por completo de la Seguridad Social, y pasó a financiarse a través de impuestos directos e indirectos. Uno de estos impuestos indirectos es el IVA.

Visto esto último, uno puede pensar en si los inmigrantes ilegales tienen o no derecho a la sanidad pública gratuita, tema que ha estado bastante de actualidad. Teniendo en cuenta cuáles son las fuentes de financiación, el hecho de entrar en un supermercado y comprar ya hace que todos contribuyamos un poco a las arcas sanitarias. Obviamente quien más ha vivido en nuestro país más ha podido contribuir. A partir de aquí que cada uno saque sus conclusiones.

Espero que a partir de ahora no me digáis que vais a la Seguridad Social a que os curen las anginas :).

Muchas gracias por leerme y nos vemos pronto!! 🙂

Anuncios

14 comentarios sobre “No confundas los médicos con la Seguridad Social

  1. Claro y cristalino!

    Sobre el acceso a la sanidad pública, opinión más o menos formada, tenemos todos. La cuestión está en si atiendes a razones lógicas (y no me refiero “solo” a las de tipo humanitario, sino fundamentalmente sanitarias) o políticas/personales. Racionalizar algo no es pasar del blanco al negro, o hacer pagar a justos por pecadores (como se ha hecho con las bajas médicas de los funcionarios). Racionalizar necesita de la capacidad de saber gestionar. Y lo dejo aquí, que si no te voy a “incendiar” el blog 😉

    1. Muchas gracias Ángel.
      Con esta entrada no pretendo mostrar todo lo que sé y lo que puedo encontrar en los libros, porque si no, no acabaríamos. Simplemente quería aclarar de alguna manera un desconocimiento o idea errónea que se tiene de la Sanidad y de la Seguridad Social, porque esto creo que puede influir en la manera de pensar de la gente. Supongo que esto es algo que también tú has visto con la formación que tienes, es decir, cosas que la gente cree de manera popular y que no son correctas.
      Es cierto que hay que saber gestionar. Aunque si en una empresa es difícil, todo el tema público, con la amplitud que tiene, no quiero imaginarme lo que puede ser eso.
      Un saludo 🙂

  2. La verdad es que es un error muy común y yo creo que también siempre se ha utilizado para separar lo público de lo privado decimos yo voy al medico del seguro o yo tengo aseguradora propia. Lo del IVA me ha dejado estupefacta. Yo siempre lo había considerado un impuesto de consumo y nada más.

    1. Hola Azu,
      desde luego a algún sitio tienen que ir los impuestos. El IVA va a la Sanidad y a otras cosas. En mi opinión, ya que pagamos impuestos nos deberían dejar más claro a lo que se destinan.
      Muchas gracias por el aporte 🙂

  3. La confusión es histórica. Fue el PSOE en 1986 el que desligo de la Seguridad Social el sistema sanitario, para hacerlo independiente y financiarlo no solo con las cotizaciones de los trabajadores, sino con el resto de impuestos. La idea era que no se diera precisamente esa situación, la de que solo los trabajadores tuvieran acceso a la sanidad. La idea era, dentro del modelo mediterráneo que es una mezcla de otros modelos, separarse del modelo de Bismarck y del americano. Tampoco es cierto que con la nomina no estemos pagando la sanidad, ya que el IRPF es uno de los impuestos que pagamos para el sostenimiento del estado (hay otros como el IVA, el IBI y más…), y ese lo pagamos todos, solo que n mayor cuantía quien tiene rendimientos económicos, ya que se trata de un impuesto progresivo, no lineal como el IVA. Es lógico, quien más tiene más paga. Pero con el IRPF se paga todo no solo la sanidad, también la educación, el sueldo de los políticos, el presupuesto de los ayuntamientos, las carreteras, el ejercito, los Borbones y demás.

    El numero de cotización es el mismo para todos los sistemas de protección social, por eso aparece el numero de la Seguridad Social en la tarjeta sanitaria. A día de hoy la Seguridad Social es quien gestiona las prestaciones y el Sistema Nacional de Salud (a día de hoy solo coordina ya que es una competencia delegada a las Comunidades Autónomas) se encarga de que funcione la sanidad.

    Respecto a lo del acceso de la sanidad, debe de ser siempre universal y para todos. O al menos se debe de poder acceder a ella en condiciones de igualdad, es decir quien no tiene dinero, no se le debe de hacer pagar, pero quien lo tiene si, de esa forma lo haríamos sostenible y para todos. Pero es más fácil y más rentable en términos políticos la situación actual. Los inmigrantes tanto que son personas y de eso no hay duda, tienen derecho a la sanidad. Todo lo demás son intereses de los de siempre. Y en ultima instancia, yo que pago impuestos como todos los ciudadanos de este país y por suerte soy joven y de momento frecuento poco los centros de salud y no produzco casi ningún gasto, prefiero que eso que no gasto se utilice para que un inmigrante que no le dejan trabajar legalmente por un rollo burocrático son sentido y que este enfermo pueda ser atendida a que compren un nuevo avioncete para jueguen los militares a no se sabe que.

    1. Hola Diego,
      tienes razón, lo que dices es lo que estudiamos y en esas fuentes me he basado para escribir, solo que yo no he querido entrar en muchos detalles porque si no sale un post larguísimo. Simplemente me interesa dar a conocer ciertas cosas porque se desconocen y mucho, lo cuál no hace ningún bien a nadie.
      He vuelto a leer el texto y espero que se haya entendido que, en una nómina, la parte de retenciones de Seguridad Social no es para lo sanitario (lo cuál no quiere decir que en otros países del entorno similares a nosotros no lo sea). El IRPF ya es otra cosa, eso va para sanidad y donde digan los de arriba, como todos los impuestos.
      Estoy de acuerdo en que la sanidad tiene que ser para todos sin necesidad de pagarla, pero también ahí habría que distinguir todo el tema del turismo sanitario, que por ahí sí que no paso.
      Gracias por comentar.

      1. El turismo sanitario, que existe, es un mínimo porcentaje, que además no lo realizan los inmigrantes que entran en el país como pueden para intentar buscarse un futuro, y sobre todo para poder mandar divisas a sus familias. El turismo sanitario lo realizan sobre todo la clase media alta de países donde la sanidad es privada y que las operaciones son muy caras. Por ejemplo Estados Unidos, vienen como turistas y luego se marchan. Pero nuestros gobernantes han metido a todos en el mismo saco y con la excusa se acabó la sanidad universal, un primer paso para muy a la larga implantarnos el modelo de sanidad de esos países donde la situación provoca el turismo sanitario.

        La cuestión no es si esta bien o mal, sino porque hemos mercantilizado la sanidad.

  4. Por desgracia, yo soy de esos que creia que era la seguridad social la que se encargaba de nuestra sanidad.

    Sin ir más lejos, como militar que soy, el primer año de academia se nos hizo elegir entre las distintas opciones de sanidad disponibles por Isfas (Instituto de Salud de las Fuerzas Armadas).

    Yo escogí el seguro privado a través de Adeslas, pero en las conferencias, los mismos que nos comentaban las distintas posibilidades que teníamos para elegir, eran los que la llamaban “seguridad social”.

    Gracias por la aclaración, nunca me acostaré sin saber algo nuevo y ser menos borrico.

    Un saludo

    Jorge Mora

    1. Hola Jorge,
      tranquilo, que de borrico nada.
      Si he escrito esto es porque lo he visto algo que sucede mucho. De todos modos, este artículo vale para lo general. Los militares y guardia civiles funcionáis de otra manera. ISFAS es el organismo que se encarga de vuestra seguridad social. Vosotros tenéis un régimen especial de seguridad social. Pienso que te habrás metido en la web de ISFAS y allí te explica todas las prestaciones que tienes incluídas, que son sanitarias, económicas, sociales, etc. Los que os hablaron de vuestras opciones sanitarias sabían lo que decían.
      También están los hospitales militares. Estos hospitales son públicos, la salvedad es que dependen del Ministerio de Defensa.
      Mi abuelo fue militar, como vivo en Zaragoza, donde está uno de los tres hospitales de la defensa, sí sé que mis abuelos tenían allí la hospitalización y la atención especializada.
      Muchas gracias por tu intervención.

  5. Un detalle en el que apenas cae la gente es que los debatidos cursos de formación que dan tanto sindicatos, patronales y alguna que otra academia se financian con lo que en el post de Carolina aparece como ‘formación profesional ocupacional’.

    En una empresa en la que estuve, los trabajadores formamos un ‘Comité de Formación’ similar al ‘Comité de Prevención’ y llegamos a un acuerdo con la empresa para un plan de formación con este tipo de cursos.

    Hablando de formación, varios bloggers me han facilitado algunos de sus tutoriales que puedes ver aquí: http://bit.ly/18jpe3Q Espero que os pueda ser de alguna utilidad para vuestros blogs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s